Inicio La Pampa Compactaron 330 toneladas de vehículos

Compactaron 330 toneladas de vehículos

CONCLUYO ETAPA DEL PROGRAMA NACIONAL DE DESCONTAMINACIÓN, COMPACTACIÓN Y DISPOSICIÓN FINAL

Concluyó con éxito la compactación de vehículos judicializados en la provincia en el marco del Programa Nacional de Descontaminación, Compactación y Disposición Final de Automotores (Pronacom). La iniciativa llevada a cabo en conjunto entre Nación y el Superior Tribunal de Justicia de La Pampa (STJ) generó 330 toneladas de chatarra.
En ediciones anteriores, LA ARENA publicó varios artículos sobre el desembarco del programa nacional en la provincia, que arrancó en General Pico con la compactación de 146 toneladas de vehículos secuestrados durante la vigencia del Código Procesal Penal que rigió en la provincia hasta el 2011.
La segunda ciudad donde se llevaron a cabo los trabajos fue Santa Rosa, donde compactaron 103.270 toneladas de vehículos que estaban estacionados en el depósito judicial del Parque Industrial para seguir por General Acha, donde se compactaron 42.610 kilos. Mientras tanto, el último destino de la prensa compactadora fue la localidad de 25 de Mayo, al sur de la provincia, donde los trabajos concluyeron con un total de 37.950 kilos.
Vale recordar que los objetivos del programa son la contribución y la mejora del medio ambiente mediante la eliminación de los residuos contaminantes. Además se sigue un fin social debido a que el dinero que se recaude a partir de la venta de los cubos de chatarra será donado a la Asociación Cooperadora del Hospital Lucio Molas de Santa Rosa.

Más de lo previsto.
De acuerdo a la información que difundió el STJ, el resultado de los trabajos del Pronacom en La Pampa es más que satisfactorio debido a que superó las expectativas que se tenían en relación a la cantidad de toneladas de chatarra. «Las 330 toneladas superaron ampliamente los cálculos previos, que rondaban entre las 250 y 270 toneladas; o sea un 30 por ciento por arriba de aquella estimación», indicaron a través de un comunicado.
Durante cada una de las jornadas de compactación, un imponente camión de una empresa rosarina se estacionó sobre los depósitos junto con su prensa detrás. Antes de proceder a la compactación, los vehículos fueron identificados por un trabajo de inventario y posteriormente preparados por operarios de la empresa. Es que antes de ingresar en la prensa para convertirse en un cubo, a los vehículos se les debía pinchar los tanques de nafta y fluidos y retirar la batería.

Relevamiento.
Antes de la llegada del programa a la provincia, el coordinador de la Oficina de Objetos Secuestrados del Poder Judicial, Néstor Perassi, fue el encargado de relevar los vehículos que estaban en condiciones de ser compactados. En un primer cálculo estimó unos 250 que fueron altamente superados.
A su vez, la secretaria legal María Soledad Sallaberry y el secretario técnico Carlos Alvarado estuvieron a cargo de la concreción del convenio firmado entre el STJ y Nación. Se trata de un programa que se puso en marcha a partir de la ley 26.348 y su objetivo es ofrecer «una respuesta a la problemática social y ambiental que genera el incremento del parque automotor en la Argentina, y la consecuente acumulación de vehículos abandonados y/o secuestrados por las fuerzas federales y provinciales en distintos puntos del país».