Inicio La Pampa Compró un auto en Buenos Aires y la estafaron por teléfono

Compró un auto en Buenos Aires y la estafaron por teléfono

DENUNCIA

Una mujer de 58 años denuncio ayer haber sido víctima de una estafa telefónica por un monto de 34.800 pesos. Las sospechas estarían sobre una empresa de Buenos Aires, titular de la cuenta a la que se transfirió el dinero.
Una mujer radicó una denuncia ayer en la Seccional Primera de Policía en donde afirmó ser víctima de una estafa telefónica. Según fuentes policiales, la damnificada adquirió hace tiempo un vehículo y hasta el momento tenía un plan de pago que no había culminado. Al atrasarse en una cuota, mantiene una comunicación con el estudio jurídico de la empresa a la que le había comprado el automóvil, quienes le advirtieron de la demora en el pago.
Por estos motivos, ella decidió iniciar los trámites para regularizar su situación y, en ese ínterin, «recibe otro llamado telefónico de una mujer que se hace pasar por la empresa y que le dice de hacer una transferencia bancaria para saldar y regularizar» la deuda.
Ese fue el inicio de la estafa. La mujer, de 58 años, no dudó de la situación debido a que la sospechosa que llamó poseía muchos datos de su plan de pago. «Eso es lo que llevó a no dudar, así que hizo esa transferencia y se encontró con que después la llaman del estudio jurídico y resulta que esta señorita que la había contactado no representaba a la empresa ni al estudio», explicaron las fuentes a LA ARENA.
Según pudo saber este diario, la empresa y el estudio jurídico a la cual la damnificada había comprado el auto están radicadas en Buenos Aires. Sin embargo, el dato llamativo es que la titular de la cuenta a la que le indicaron que transfiriera el dinero sería otra firma, también registrada para la venta de autos.

Caso llamativo.
Según consta en la denuncia, la estafa se realizó por un monto total de 34.800 pesos, los cuales fueron transferidos a una cuenta bancaria. El hecho llamó la atención de los efectivos, debido a que la sospechosa que se contactó con la damnificada contaba con una importante cantidad de datos personales, de su plan de pago y de la deuda que poseía. «En este caso, la particularidad es que el ardid de la estafa estaba entreverado con todos los datos del plan, de ella e incluso de la deuda. Entonces, no se trata de una estafa común. Es sorprendente que tenían muchos datos con respecto al plan de ella», señalaron.
Por estos motivos, se está investigando quiénes son los estafadores, cómo adquirieron los datos de la mujer y si alguien ofició de «entregador».
De todas maneras, afirmaron la causa ya está en manos de la Justicia, quien se encuentra realizando las tareas investigativas correspondientes para intentar esclarecer el caso.