Inicio La Pampa "Con acciones es más que suficiente"

«Con acciones es más que suficiente»

El docente universitario Pablo Dornes aseguró que, para que el río Atuel vuelva a correr en territorio pampeano, no hace falta obras sino que «con acciones es más que suficiente». «Con un uso y una gestión integrada de los recursos hídricos donde nosotros podamos tomar decisiones, tranquilamente se podría cumplir con el caudal ambiental que fijó la Corte Suprema», planteó el especialista.
En diálogo con Radio Noticias, el investigador y representante pampeano en la Comisión Interprovincial del Atuel Inferior (CIAI) analizó el reciente fallo de la Corte Suprema, en donde -entre otros puntos- fijo un caudal -de 3,2 metros cúbicos por segundo- para recomponer el medioambiente en el oeste pampeano. «Es un hecho importante, teniendo en cuenta el contexto: no teníamos nada y ahora se fijo un valor», celebró Dornes sobre el dictamen.
No obstante, el docente advirtió que este es un «valor bajo» para lo que es «el sistema de la cuenca inferior del río Atuel» y que con ese número «vamos a estar cinco años sin que se complete el curso completo» del cauce en la provincia. «Pero bueno, es un inicio y para ver el aspecto positivo está la progresividad: es de 3,2 para arriba», destacó.
Consultado sobre cuánto tiempo se estima para que el sistema del río se recupere en la provincia, Dornes indicó que el Atuel «tiene una expresión muy variable» ya que «no solo es el que ingresa en el Puente Vinchuqueros», sino que «va desde el límite con Mendoza hasta las proximidades de Limay Mahuida». En ese tramo, hay brazos, otros cauces y humedales. No obstante, reiteró: «Probablemente sean cinco años».

«Activación parcial».
Según sostuvo el especialista, la activación del sistema del río en La Pampa «va a ser parcial» ya que la cuenca del Atuel «son verdaderos humedales que se expanden y contraen» y, en la actualidad, se encuentran «en su mínima expresión areal, por lo que lograr una expresión importante va a llevar mucho tiempo». Es más, aseguró que es probable que el cauce ambiental necesite ser ajustado.
«Entonces, 3,2 en forma constante, al principio va a haber un balance positivo en invierno pero en verano va a ser negativo porque la evaporación y la infiltración va a tomar más de lo que entra. En ese juego de entradas y salidas yo creo que habrá que afinar los números», vaticinó.
Sobre la situación actual del Atuel, el docente precisó que está entrando «muy poco agua» y que se trata de «alrededor de un 1,5 metro cúbico por segundo». Y advirtió: «Pero es de reúso por el riego, no es que Mendoza está largando agua. Todo lo contrario, no lo está haciendo».