Inicio La Pampa Con apoyo de empresarios, Nación busca cerrar un acuerdo de precios y...

Con apoyo de empresarios, Nación busca cerrar un acuerdo de precios y salarios

El Gobierno avanza en la coordinación de agendas para el encuentro con empresarios y sindicalistas, con el objetivo de alcanzar un acuerdo de precios y salarios que permita transitar el 2021 con menos inflación y con la economía en recuperación. Desde la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) y la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) celebraron la iniciativa. «Va a ser positivo», destacaron.

La pauta de lo que pretende el gobierno lo dejó en claro esta mañana la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, que en declaraciones radiales remarcó que «no estamos buscando una foto, sino una metodología de trabajo».

Las fechas de los encuentros con empresarios se definirán este lunes en una reunión que mantendrán los ministros de Economía, Martín Guzmán; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Trabajo, Claudio Moroni, según indicaron a Télam fuentes de la Jefatura de Gabinete.

Hasta el momento está confirmada la reunión del miércoles 10 con la invitación para la Confederación General del Trabajo (CGT) y de la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA), cuyos referentes serán convocados por el ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Claudio Moroni.

Lo que aún no está definido es el encuentro con los empresarios, pues hay dos opciones: que sea el jueves 11, al día siguiente de la reunión con sindicalistas; o el miércoles 17, es decir, una semana después.

Por parte del Gobierno, en principio, participarían de ambas reuniones el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, junto con ministros que tienen bajo su órbita temas económicos y laborales, precisaron las fuentes consultadas por Télam.

La agenda oficial prevé una reunión definitiva, que incluirá a todas las partes, el miércoles 24 de febrero, con la premisa de anunciar un principio de acuerdo que tendrá a los salarios como principales protagonistas, por encima de los índices inflacionarios.

Recuperación real del salario.

En este escenario, los principales referentes del equipo económico coinciden en respetar los acuerdos que se logren en paritarias, aunque quieren dejar en claro ante el sector empresario que «sin una recuperación del salario real no habrá mejora en el consumo».

«La recuperación del salario es una premisa y por eso todos los empresarios tienen que saber cuál es nuestra metodología de trabajo. Sabemos que a mucha gente no le alcanza la plata y por eso es sustancial la recuperación del consumo», señalan en el Ministerio de Economía.

El corto plazo del equipo económico se llama inflación: ningún acuerdo salarial será sostenible si no se reducen los índices inflacionarios, particularmente en el sector alimentos.

Para el ministro Guzmán, la inflación sólo se reduce ordenando la macroeconomía. Así lo dice con su habitual postura frente a los medios, sin declaraciones grandilocuentes ni expresiones polémicas. «La economía no funciona en un vacío, sino que funciona dentro de un esquema de normas, regulaciones, leyes. Es imposible separar a la economía de la política», afirmó en una reciente entrevista.

Esta mañana, el ministro Kulfas se refirió a la inflación y remarcó que «en Argentina es un fenómeno que no es nuevo y requiere un abordaje de diferentes facetas».

El ministro planteó «el esquema de coordinación de salarios y precios», que busca que los salarios se ubican «unos puntos por encima de la inflación», y luego el apoyo de los programas como Precios Cuidados, Precios Máximos y el acuerdo de la carne.

«Es fundamental el diálogo».

El presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja, dijo a Télam que «es fundamental el diálogo social», porque consideró que «hay una urgencia que es una concertación para la emergencia».

En esa línea, remarcó que esta concertación debe ser para «administrar esta etapa post Covid, que todavía tiene muchas incertidumbres, y contribuir al ordenamiento de los factores que hacen a la reactivación económica».

Por su parte, uno de los titulares de la CGT, Héctor Daer, se mostró partidario de «revisar la ganancia de los empresarios» para evitar una eventual escalada inflacionaria. «Es muy grande la erosión del poder adquisitivo, en consecuencia nosotros nos sentamos en una mesa de negociación con la consigna de que los salarios le ganen a la inflación», explicó el sindicalista.

«Va a ser positivo».

Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), Iván Szczech, consideró hoy que, si se logra un acuerdo de precios y salarios, «va a ser positivo», mientras aseguró que «está bien» que se recupere el poder adquisitivo tras haber caído en los «últimos años» contra el costo de vida.

«Cualquier convocatoria en la que podamos generar un consenso es positiva», afirmó el empresario al referirse a la reunión que se llevará a cabo la semana próxima entre las cámaras empresariales y centrales obreras.

En ese sentido, el Gobierno ya anticipó que no pondrá límites a las paritarias. Szczech evaluó que si el acuerdo «se logra, va a ser positivo para tener una macroeconomía más estable, que es lo que normalmente en cualquier país es una condición básica para generar inversión».

En declaraciones radiales, opinó que «está bien» que los salarios le puedan ganar al Índice de Precios al Consumidor, tal como propone el Gobierno y exige la CGT, porque «han ido perdiendo en estos últimos años contra la inflación, haciendo que cada vez sea más difícil el acceso a una vivienda».

Un acuerdo dinámico.

Para Szczech, el acuerdo a alcanzar entre gremios y empresarios «tendría que ser dinámico» y «no una mesa de acuerdo de hoy para todo el año» porque se debe «ver cómo se mueve la economía en diferentes aspectos, si se cierra o se abre» en medio de la pandemia de coronavirus.

«No es para un solo acuerdo a principios de año, sino que tiene que quedar clara la intención que todos tenemos de que la inflación sea la menor posible en el país», enfatizó. De ese modo, manifestó: «En lo que podamos aportar cada uno, lo haremos. A nadie le conviene que la inflación se dispare y mucho menos que los salarios pierdan contra la inflación».

«Este dinamismo tiene que generar acciones y consensos para lograr el objetivo», analizó. «Es algo que va a ser bastante dinámico, tendremos que ver cómo va evolucionando la inflación a través del tiempo», insistió y sostuvo: «Nadie va a querer atar la suerte por todo un año, sabiendo que eventualmente esa situación no se va a dar».

En tanto, apuntó: «La pobreza y la desigualdad tienen que ver con eso. Si no le damos a la gente la posibilidad de tener la esperanza de estar cada día más cerca de una vivienda, ¿Quién va a poder planificar su vida?». (Télam/NA)