Con obras intentan frenar crisis social

LA MARUJA: SE CREARAN VALIOSOS PUESTOS DE TRABAJO

El jefe comunal dijo que el gobernador comprometió recursos para finalizar el albergue deportivo. Además le anunció la refacción de la subcomisaría y una vivienda, la ampliación de la sala velatoria y el reemplazo del techo de la escuela que fue afectado por un tornado.
Varias obras públicas permitirán que en La Maruja se creen en este semestre valiosos puestos de trabajo que sin dudas ayudarán a enfrentar el fuerte deterioro social que se verifica como consecuencia de la política económica del gobierno nacional.
El intendente Gustavo Cein dijo a LA ARENA que el gobernador Carlos Verna comprometió recursos para finalizar la obra del albergue deportivo municipal y le anunció la refacción de la subcomisaría y la construcción de una vivienda para el personal, la ampliación y refacción de la sala velatoria y el reemplazo total del techo de la escuela que fue fuertemente afectado por un tornado.
Cein reveló que es creciente la demanda de ayuda social. “A la gente no le alcanza para comer y pagar los servicios”, dijo e indicó que el municipio da de cenar a niños y ancianos complementando el almuerzo que se sirve en la escuela de jornada completa. La sequía que castiga a la región se suma a la situación y agrava la falta de trabajo por el poco movimiento que hoy hay en el campo.

Obras.
El jefe comunal logró el apoyo del gobernador para concluir por administración la construcción del albergue deportivo. “Nos van a enviar los fondos y vamos a poder reiniciar los trabajos hasta terminar la obra, que será muy importante para la localidad”, dijo.
Actualmente está avanzada en un setenta por ciento y la etapa final demandará entre cuatro y seis meses. “Es un lugar con dos habitaciones grandes, para un total de cincuenta personas y además de sanitarios y vestuarios tiene una cocina y un salón de estar que puede ser utilizado como comedor, todo con accesibilidad para personas con discapacidad”, comentó.
Anunció además que Verna le confirmó la obra de “refacción total de toda la subcomisaría y la construcción de una vivienda para el personal jerárquico. Eso se hará en el segundo semestre”, sostuvo y añadió que también se hará “una refacción y ampliación de la sala velatoria, un espacio municipal operado por la cooperativa de servicios públicos de Caleufú, que sirve en La Maruja con todos sus servicios, los sociales incluidos”.
Respecto de la sala, indicó que “es una obra de los años ochenta que presenta algunos problemas y además se ampliará porque ha quedado pequeña. Se agrega una sala y se van a rehacer todos los servicios de energía, agua y gas y se le dará accesibilidad”. Esta obra y la de la subcomisaría las hace en forma directa el gobierno provincial, “pero en todos los casos significan además que habrá mano de obra para nuestra gente, trabajo para muchas personas porque si bien las empresas adjudicatarias no son de acá, contratan gente del pueblo”, celebró el intendente.
Informó además que comienza en breve otra importante obra, el recambio de los techos de la escuela y el jardín de infantes, que fueron muy dañados por una tormenta que pasó hace meses por la localidad. La escuela 192 quedará entonces refaccionada a nuevo.

Demanda social.
“La realidad social nos golpea día a día, cada vez hay más demanda de ayuda”, reseñó. Sostuvo que “unos sesenta chicos más una decena de adultos mayores cenan cada día en el comedor municipal, en algunos casos retirando viandas. Eso da una idea de lo que pasa, la gente no llega a fin de mes y pide ayuda para poder pagar las facturas de los servicios”.
La escuela de jornada completa se hace cargo del almuerzo de todos los chicos escolarizados y “desde el municipio contribuimos con la cena. Esto más los aportes que logramos del Ministerio de Desarrollo Social, entre todos lo podemos paliar”, aunque aclaró que “la situación es difícil, hay gente que viene de changas y en estos momentos tenemos el problema de la sequía y la baja en la actividad del campo, que es la que más gente convoca”.
“Las changas han bajado a la mitad, porque además hay que tener en cuenta el aumento de los combustibles que hacen que la gente se mueva menos. Es una suma de factores, entre los costos y la sequía el campo de mueve menos y genera menos trabajo”.
“Por ahora”, esa situación no se refleja en la economía municipal porque “guías se sacan para distintos movimientos, incluso para sacar hacienda hacia sectores donde hay mejor pasto. Pero si la situación no mejora esto va a repercutir mal, seguro”, dijo Cein.