Inicio La Pampa Concejales del Frejupa, en el barrio ARA San Juan

Concejales del Frejupa, en el barrio ARA San Juan

EXPLICARON A VECINOS CASA POR CASA EL PROBLEMA ENERGETICO

No sin cierta sorpresa los vecinos del barrio ARA San Juan se encontraron cara a cara con funcionarios de la municipalidad de Santa Rosa, y con los concejales del Frejupa, que llegaban hasta sus viviendas para explicarles en persona cuál era el problema que afectaba a la zona y ocasionaba el faltante de agua potable.
En una actitud que -más allá del natural mal humor que obviamente debían tener los pobladores del nuevo barrio de la ciudad-, los munícipes se hicieron cargo y fueron «a poner la cara».

Sin fotos.
No hubo fotos, porque la decisión no era hacer un acto publicitado, «sino simplemente acercarnos a conversar, a decirles lo que estaba pasando, porque entendemos que es una situación complicada cuando falta el agua en un sector de la ciudad», le dijo ayer brevemente a este medio el presidente de la bancada del Frejupa, José Carlos Depetris. «También por eso no dimos aviso a los periodistas», completó.

Distinto a lo que pasaba.
La actividad se cumplió el pasado 19 de diciembre, y por supuesto fue, de alguna manera, una novedad. En la gestión anterior -cabe admitir- hubo algunos concejales que iban a los lugares donde se producían problemas; pero en general los funcionarios de Leandro Altolaguirre -y aún el propio intendente radical- brillaban por su ausencia. Precisamente este fue uno de los mayores reclamos que recibió la administración anterior en la comuna capitalina: que los funcionarios no caminaban los barrios para interiorizarse de los muchos problemas que tenían que afrontar los vecinos.

A explicar casa por casa.
Cuando se conoció que había faltante de agua en el barrio ARA San Juan, y ante las quejas de quienes tenían que soportarlo -faltaba concluir una obra porque la empresa se encontró con un árbol (un caldén) en su camino, e interrumpió los trabajos-, funcionarios y ediles oficialistas fueron al lugar.
Con posterioridad el árbol fue retirado, y el agua llegó a los distintos domicilios.
El objetivo fue explicarles a cada uno, casa poco casa, golpeando cada puerta, lo que estaba sucediendo. Además se les informaba que un camión con agua potable circulaba en la zona para cargar los tanques de agua.

Los que estuvieron.
Entre los que pudieron verse se puede mencionar al secretario de Obras Públicas, Guillermo Bergonzi, y también a Javier Hernández, Lucas Borra, Juan Arnauti, y a los concejales José Carlos Depetris, Mariano Rodríguez Vega, Natalia Sueldo, Juan Lima y Alba Fernández, entre otros.
Una buena decisión que, cabe esperar, se repita cuando las circunstancias lo ameriten: la forma de conocer los problemas -para tratar de solucionarlos después- se encuentra dialogando y escuchando a los vecinos. Todos lo saben, pero no es habitual que se haga.