Inicio La Pampa Concientización sobre la "enfermedad silenciosa"

Concientización sobre la «enfermedad silenciosa»

DIA DE LA FIBROMIALGIA

Una iniciativa legislativa propone declarar el 12 de mayo de cada año como «el día provincial de la concientización y reconocimiento de la Fibromialgia», y de aprobarse dispondría que el Ministerio de Salud de la Provincia articule un conjunto de acciones tendientes a difundir la enfermedad, su detección y tratamiento oportuno.
El proyecto de ley corresponde al diputado provincial Martín Berhongaray (Frepam), quien sostiene sobre el tema que «un diagnóstico temprano y los tratamientos adecuados contribuyen a reducir los dolores, disminuir algunos de los síntomas acompañantes y mejorar la calidad de vida de los pacientes».
Agrega que el objetivo de su propuesta «reside en visibilizar la situación que atraviesan las personas que padecen Fibromialgia, propiciando la adopción de acciones concretas tendientes a fomentar su difusión, detección y oportuno tratamiento».

Día mundial.
Recordó que desde 1993, cada 12 de mayo se celebra el «Día Mundial de la Fibromialgia», patología reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1992 y tipificada en el manual de Clasificación Internacional de Enfermedades. Un año después, en 1994, resultó reconocida por la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor.
La palabra fibromialgia significa dolor en los músculos y en el tejido fibroso (ligamentos y tendones). Puede ocasionar rigidez generalizada, sensación de inflamación mal delimitada tanto en pies como en manos, y generar hormigueos poco definidos.

Los síntomas.
También conocida como «la enfermedad silenciosa», constituye un síndrome clínico de origen desconocido que se caracteriza por un dolor crónico generalizado, síntomas difusos, fatiga, problemas de la memoria y cambios de estados de ánimo. Todo ello repercute directamente en el deterioro de la calidad de vida de la persona que la padece.
Según datos suministrados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), afecta 10 veces más a las mujeres que a los hombres, presentándose principalmente en la franja etárea representada por pacientes de entre 20 y 60 años. En la actualidad, se estima que repercute entre el 3 y el 6% de la población mundial.
Hasta el momento no se conocen con certeza las causas determinantes de este padecimiento, aunque se concluye que puede estar relacionado a acontecimientos estresantes o traumáticos, lesiones recurrentes, malestares o dolencias.

De difícil diagnóstico.
Estos agentes desencadenantes no parecen causar la enfermedad, sino probablemente la despiertan en individuos que ya presentan la anomalía oculta en la regulación de su capacidad de respuesta a determinados estímulos.
Incluso, algunos científicos le atribuyen factores de origen genético. Si bien en la actualidad no existe cura, un diagnóstico temprano y tratamientos adecuados contribuyen a mejorar el dolor, disminuir algunos de sus síntomas acompañantes y mejorar la calidad de vida del paciente.
Aseguran algunos especialistas que una persona que padece fibromialgia puede pasar entre 5 y 10 años en busca de un diagnóstico acertado, por ello se insiste en la necesidad de difundir las características de la enfermedad para lograr tratamientos oportunos y adecuados a cada persona.