Condena de seis meses a dos jóvenes achenses

HURTO EN PERJUICIO DE UNA MUJER

El vecino Matías Alejandro Berot deberá permanecer seis meses en prisión por haber sido declarado autor material y penalmente responsable de los delitos de hurto y amenazas. Mientras que su compañero, Santiago Nicolás Marillán, también resultó condenado por hurto a seis meses de prisión, pero en este caso la pena es de ejecución condicional. El hecho fue cometido a mediados de septiembre de este año, en perjuicio de una vecina de la localidad.
En esa misma sentencia (146/2018), el juez de control Héctor Freigedo, impuso a Marillán diferentes reglas de conducta previstas por el artículo 27 bis del Código Penal por el término de dos años.

Reglas.
Por ese motivo deberá fijar residencia y someterse al cuidado del Ente de Políticas Socializadoras y la Unidad de Abordaje, Supervisión y Orientación para personas en conflicto con la ley penal. Como así también no podrá concurrir al domicilio de la damnificada, ni relacionarse con la misma, y abstenerse de usar estupefacientes y de abusar de bebidas alcohólicas.
Una vez firme el fallo condenatorio dictaminado el lunes por parte de ese tribunal, a través de la oficina judicial se tendrá que practicar el correspondiente cómputo de pena. A su vez, deberá remitirse copias de las piezas procesales pertinentes al Juzgado de Ejecución Penal de la ciudad de Santa Rosa.

Abreviado.
El magistrado arribó a esa determinación en función del acuerdo de juicio abreviado presentado por el fiscal interviniente Juan Bautista Méndez, en forma conjunta con el defensor oficial sustituto Federico Ibazetta, y los imputados.
En esa oportunidad, Berot fue acusado por los delitos de hurto y amenazas, dos hechos en concurso real (artículos 162 149 bis, y 55 del Código Penal), y solicitó la imposición de la pena ya mencionada. Mientras que a Marillán se le atribuyó haber cometido el delito de hurto, de modo tal que se requirió la imposición de la pena de seis meses de prisión de ejecución condicional, además de las reglas de conductas enumeradas, por el plazo de dos años.
Tanto la defensa, como los propios imputados, prestaron su conformidad a la solicitud llevada a cabo por el fiscal Méndez. Además, en el caso de los implicados, no solamente reconocieron la existencia del hecho por los que resultaron enjuiciados, sino también la autoría.

Hecho.
A partir de la investigación realizada por el ministerio público fiscal se tuvo por probado que el día 16 de septiembre de este año, con anterioridad a las 19.48, Santiago Nicolás Marillán y Matías Alejandro Berot, ingresaron por la ventana del frente de la vivienda ubicada en calle Circunvalación Sur al 100 de esta localidad. Posteriormente, sustrajeron un televisor Smart (marca Sanyo, de 32″); un teléfono celular (marca Samsung, con su pantalla trizada); y una tablet (negra, de 10″).
Asimismo se estableció que para cometer el hecho relatado no se ejerció fuerza ni violencia en las cosas. Por otra parte, también se dejó constancia que se logró recuperar el televisor y el celular detallados, se informó desde prensa de la fiscalía.