Inicio La Pampa Condenado a 6 años por lesiones y abuso

Condenado a 6 años por lesiones y abuso

GENERAL PICO: JOVEN INGRESO A LA CASA DE SU EX PAREJA SIN PERMISO

El juez de audiencia de juicio de esta ciudad, Federico Pellegrino, condenó a un joven (25 años) a seis años de prisión luego de encontrarlo responsable de los delitos de «lesiones leves calificadas y abuso sexual con penetración».
El hecho se debatió durante dos jornadas en los Tribunales de esta ciudad, con la actuación de la fiscala Ana Laura Ruffini y del defensor particular Pedro Febre.
Con las pruebas aportadas, el magistrado determinó que el 5 de abril del año anterior, el imputado ingresó sin autorización al domicilio de su ex pareja, en el momento en el que damnificada se encontraba en el baño. Luego le pegó en el rostro, y una vez que logró reducirla abusó sexualmente de ella.
Durante los alegatos de clausura la fiscala sostuvo la imputación de «abuso sexual agravado por penetración, lesiones leves agravadas por el vínculo y amenazas simples», y solicitó una condena de seis años de prisión. En tanto, el defensor del acusado pidió la absolución.
Al momento de analizar las pruebas, el juez Pellegrino coincidió con las calificaciones formuladas por la fiscala interviniente, aunque no así con el cargo de «amenazas». Sobre las lesiones, dijo que el imputado golpeó «a la damnificada en distintas parte de su cuerpo» y que las lesiones fueron constatadas por «el médico del hospital».
En cuanto al cargo de abuso sexual que formuló la fiscalía, el juez expresó que «la conducta del imputado, en un grave ataque de celos, de pretender revisar sexualmente a su pareja a efectos de constatar la existencia reciente de una relación sexual», configura tal delito. También agregó que «el acto no fue consentido en ningún momento».
Por último, sobre la acusación de amenazas que planteo la fiscala, el juez marcó que «si bien que la damnificada se hallaba en un estado permanente de vulnerabilidad, que posibilitaba el ejercicio de poder del imputado, no se ha logrado acreditar la existencia concreta de un hecho puntual por el que resultara acusado. La amenaza que se desprende de la denuncia no resultó ratificada en la declaración de la víctima». Por ello, lo absolvió de este cargo por aplicación del beneficio de la duda.

Condena unificada.
En el marco de otra causa contra la integridad sexual, la jueza de audiencia de juicio, María José Gianinetto, condenó a un hombre (51 años), como autor material del delito de «abuso sexual simple», a ocho meses de prisión efectiva. Además le revocó la condicionalidad de una condena anterior, y le unificó ambas sentencias, en la pena única de tres años y ocho meses de prisión efectiva.
El caso se debatió a puertas cerradas, durante los días 6, 7 y 8 de agosto, con la intervención de la fiscala Ivana Hernández y la defensora particular María Laura Vaquero.
Durante el juicio, la fiscalía sostuvo que los hechos sucedieron el 25 de noviembre pasado en la casa del imputado, cuando sometió a tocamientos a una menor de edad. Por ello pidió que se le condenara a ocho meses de prisión efectiva y que se le revocara la condicionalidad de una pena anterior.
Tras evaluar todo el material probatorio, la jueza concluyó que el imputado «aprovechando de la situación de poder que gozaba respecto de la adolescente, efectuó tocamientos impúdicos sobre su cuerpo, registrándolos ella como una experiencia traumática, sin posibilidades de defenderse y actuar sobre esa situación».
La jueza hizo lugar al pedido de la fiscala, condenó al acusado a ocho meses de prisión efectiva y le unificó la pena con la sentencia que fuera dictada en su contra el 28 de septiembre pasado (dos meses antes del hecho por el que fue juzgado), cuando se lo condenó también por el mismo delito (abuso sexual simple), a tres años de prisión de ejecución condicional.