Condenado por arrojar gas pimienta a su pareja

Un empleado de 29 años fue condenado ayer a seis meses de prisión en suspenso, como autor de los delitos de lesiones leves calificadas por la relación de pareja preexistente, hechos valorados en el marco de la ley 26.485 de Protección Integral hacia la Mujer, ya que se demostró que -en medio de una discusión- “roció con gas pimienta” el rostro de su entonces concubina.
La sentencia fue dictada por el juez de control santarroseño Nicolás Casagrande Lorences, a partir de un acuerdo de juicio abreviado presentado por el fiscal Andrés Torino, la defensora particular María Julieta Bernardi y el propio acusado, quien aceptó su responsabilidad en el hecho y la sanción a aplicarle.
En el legajo quedó demostrado que el 21 de noviembre, a la noche, “se generó una discusión entre ambos, en medio de la cual el imputado roció con gas pimienta en el rostro” a su pareja, “causándole lesiones, las cuales fueron constatadas por una médica, que informó que la víctima presentó un cuadro de irritación conjuntival, un edema asociado a dermatitis en la cara y un hematoma de cinco milímetros en el antebrazo derecho”. Ello ocurrió en la vivienda familiar y en presencia de dos hijos.
Las partes convinieron, además, que durante dos años, el agresor deberá fijar residencia, concurrir al Ente de Políticas Sociabilizadoras del 1 al 10 de cada mes y abstenerse de relacionarse con la víctima, ni acercarse a menos de 200 metros de su persona y domicilio.
El magistrado también dispuso, a pedido de las partes, poner en conocimiento del fallo a la directora ejecutiva de la Agencia Nacional de Materiales Controlados, dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Natalia Gambaro, y remitir a dicho organismo el arma de fuego y la credencial de legítimo usuario que fueran secuestradas en poder del victimario.