Condenado por estafa

MANIOBRA DAMNIFICO A EMPRESA DE QUEMU

El juez de control local, Heber Pregno, condenó ayer al mediodía a la pena de seis meses de prisión de ejecución condicional a Nicolás Gabriel Gómez Alvarez, tras encontrarlo responsable del delito de estafa que damnificó a una empresa de Quemú Quemú, mediante el apoderamiento de cinco chequeras. Además le impuso reglas de conducta que deberá cumplir por el plazo de dos años.
La causa se resolvió por intermedio de un Acuerdo de Juicio Abreviado, que fue convenido por el fiscal general Armando Agüero, el defensor oficial Guillermo Costantino y el propio imputado. El damnificado dio conformidad con la resolución adoptada.
Con las pruebas incorporadas quedó acreditado que el imputado desapoderó a la empresa El Tatita de Quemú, de una suma de 619 mil pesos, “mediante la realización de una maniobra, consistente en presentarse en la sucursal del Banco Nación (de esa localidad), el 30 de marzo de 2017; oportunidad en la que engañó al personal que lo atendió, alegando falsamente poseer una autorización de parte del presidente de la empresa para peticionar y obtener cinco talonarios de chequeras” respecto de una cuenta corriente de la firma.

Autorización falsa.
El juez alegó que el imputado “presentó un documento” conforme al cual el presidente de la firma lo autorizaba a retirar las chequeras, siendo falso dicho papel, dado que ni el presidente, ni ningún otro integrante de la firma, lo había “autorizado a realizar operación bancaria alguna”.
Al día siguiente, 15 de esos valores fueron cobrados “en distintas sucursales del Banco Nación, en la zona del conurbano bonaerense, por un total de 619 mil pesos. Parte de ese dinero fue percibido por el acusado, y el resto por otras personas que actuaron en connivencia.
“Mediante dicha maniobra, Gómez Alvarez posibilitó la obtención de esa suma dineraria de la cuenta de la empresa El Tatita, sin ser autorizado en modo alguno por ella; e involucrando asimismo al Banco Nación, lo que conlleva responsabilidades legales-patrimoniales para dicha institución en relación al titular de la cuenta”, señaló el juez.
Además señaló que el imputado fue reconocido por los empleados bancarios y captado por las cámaras de seguridad, lo cual certifica su participación en el hecho que se investigó desde la Fiscalía General.