Le robó a su madre y lo condenaron

Marcelo Pagano, juez de audiencia de juicio de General Pico, le impuso este viernes una pena de efectivo cumplimiento, a un joven que hace dos semanas robó de un auto estacionado, un maletín que contenía la suma aproximada de 150 mil pesos en efectivo. Del hecho delictivo participó el propio hijo de la damnificada.
El juez piquense condenó ayer a Gonzalo Gabriel Viale (19 años de edad), por considerarlo autor material del delito de robo simple, a la pena de dos meses de prisión efectiva. Sin embargo le revocó la condicionalidad de la pena de dos años y seis meses de prisión que le fuera impuesta en el mes de julio por la jueza del Juzgado de la Familia, Alejandra Campos. Así le unificó ambas condenas, en la pena única de dos años y ocho meses de prisión efectiva.
La causa se resolvió a escasas dos semanas de ocurrido el hecho, por intermedio de una Acuerdo de Juicio Abreviado, convenido por el fiscal Damián Campos, la defensora oficial María José Gianinetto y el propio imputado, quien admitió su culpabilidad.
Respecto a la pena a imponer, Pagano tuvo en cuenta “como circunstancia agravante, la existencia de una condena anterior por el mismo tipo de delitos, y como atenuante, la escasa edad del acusado”.
El 3 de julio pasado, Viale había sido condenado a dos años y seis meses de prisión de ejecución condicional al ser encontrado culpable del delito de Robo calificado por el uso de arma y amenazas agravadas por el uso de armas en concurso real.

Robo de maletín.
Durante la madrugada del 12 de octubre pasado, Viale junto a otro joven, rompieron el vidrio delantero derecho de un Renault Fluence que estaba estacionado sobre el pasaje Luis Tejedor del Barrio Roca. Luego sustrajeron un maletín que contenía una suma de 120 mil pesos y de 900 dólares, y se dieron a la fuga. A partir del testimonio brindado por los testigos, la damnificada radicó la denuncia, en la que apuntó contra su hijo.
Personal de Comisaría Tercera, a cargo del comisario Lucas Rinaldi, a pocas cuadras del lugar, sobre la calle 108 entre 1 y 101, dio con los sospechosos, quienes llevaban consigo una importante suma de dinero que no pudieron justificar.
Durante la tarde de ese mismo día, el juez Carlos Pellegrino coordinó una audiencia de juicio directo contra los sospechosos. En esta instancia el magistrado les dictó la prisión preventiva hasta la finalización del proceso.