Condenado por robo

TAMBIEN POR LESIONES

El juez de control santarroseño Carlos Matías Chapalcaz condenó a David Fabián Cabral, y le mantuvo la condición de reincidente, a la pena de un año de prisión de cumplimiento efectivo por resultar autor de los delitos de lesiones graves, robo simple en concurso real con resistencia a la autoridad y hurto simple, en tres expedientes distintos.
Todos ellos se resolvieron a través de un acuerdo de juicio abreviado presentado entre el fiscal Oscar Alfredo Cazenave, la defensora oficial Silvina Blanco Gómez y el acusado, un jornalero de 41 años, quien admitió la autoría de los hechos.
En uno de los expedientes, Chapalcaz dio por acreditado que Cabral sustrajo de una casa de Winifreda, luego de romper el vidrio de una ventana, “un juego de cortinas, un colchón de una plaza nuevo, una almohada, dos almohadones, un acolchado de una plaza y un calefón de baño”. Al momento de la aprehesión, se resistió con un cuchillo para no ser detenido.
En otra casa, se probó que entre la noche del 20 de junio pasado y los primeros minutos del 21, el imputado sustrajo, sin ejercer fuerza ni violencia, una bicicleta tipo playera de mujer del interior del garaje de una vivienda de la calle Lope de Vega, en Santa Rosa. Ello sucedió mientras Cabral había sido alojado temporalmente allí.
“Además, utilizó la llave verdadera del domicilio, que le había sido entregada por la damnificada horas antes, y sustrajo un teléfono celular y 4.700 pesos en efectivo. A las dos de la madrugada, la policía secuestró de la bicicleta, el celular y el dinero en poder de Cabral, estando éste en la terminal de ómnibus.
El tercer ilícito ocurrió hace menos de un mes, el 20 de septiembre en Hilario Lagos entre 25 de Mayo y Rivadavia, en Santa Rosa. Allí le “aplicó golpes de puño y una puñalada en el abdomen, con un cuchillo doble filo con cabo de madera, de 20 centímetros” a un hombre. Debido a las lesiones sufridas, la víctima permanece internada en el hospital Lucio Molas en estado reservado. Tras el suceso, el agresor se dio a la fuga y fue detenido por personal la Brigada de Investigaciones en Antártida Argentina y Yapeyú.