Condenado por robo de herramientas

El juez de audiencia de Santa Rosa, Daniel Alfredo Sáez Zamora, condenó ayer a Kevin Ariel Gago a dos meses de prisión de cumplimiento efectivo, como autor del delito de hurto calificado por la intervención de un menor de edad en grado de tentativa, le revocó la condicionalidad de una pena anterior y le unificó ambas sentencias en una pena única de tres años de prisión de cumplimiento efectivo.
El conflicto penal fue resuelto por Sáez Zamora -en apenas dos semanas- a través de un acuerdo de juicio abreviado presentado por la fiscala Cecilia Molinari, el defensor oficial Claudio Martínez Sabio y el propio imputado, un albañil de 20 años, que registra antecedentes penales y que aceptó la autoría del hecho. La víctima, al ser notificada, también dio su consentimiento. El proceso se tramitó al principio por juicio directo ya que el acusado fue aprehendido in fraganti. Con las evidencias reunidas por las partes, quedó demostrado que el domingo 18 de noviembre, a las 6.30, Gago sustrajo varias herramientas de una obra en construcción ubicada en avenida Palacios y Teófilo de la Colonia -junto a un menor de 14 años-, siendo registrados por las cámaras del Centro de Control Operación y Monitoreo Policial (Cecom) e interceptados pocas cuadras del lugar, en Palacios y Toscano, con dichos objetos en su poder.
Al respecto, del parte de novedades cursado por el oficial de la Policía interviniente, surgió que “a raíz de un llamado de la Oficina del Cecom se apersonó a una obra en construcción ubicada en Teófilo de la Colina y Palacios, debido a que habría dos hombres sustrayendo elementos (…) Pasado poco tiempo de ello, en las inmediaciones interceptó a Gago y al menor”. Luego hallaron las herramientas en un terreno baldío.
En otro abreviado, la jueza de audiencia, Alejandra Ongaro, había condenado el 5 de abril de este año a Gago a tres años de prisión en suspenso por robo calificado por el uso de arma, en grado de tentativa, ya que el 17 de marzo pasado -a la madrugada- interceptó a un hombre, en Garay Vivas y Neveu, y le dijo “dame el celular o te pico”, al tiempo en que esgrimía un cuchillo tipo serrucho. El damnificado le arrojó un golpe de puño que no impactó en el agresor, pero le sirvió para escaparse. Gago fue detenido por la policía a dos cuadras con el cuchillo Tramontina.