Inicio La Pampa Condenan a 11 integrantes por las estafas telefónicas

Condenan a 11 integrantes por las estafas telefónicas

Once personas de Córdoba y Santa Fe fueron condenadas a tres años de prisión y a devolver más de dos millones de pesos que robaron mediante estafas telefónicas cometidas en La Pampa a principios de año. Se trata de un hecho inédito en la Justicia pampeana, según indicaron fuentes ligadas a la causa, ya que es «muy poco frecuente» que se logre recuperar la totalidad del dinero en este tipo de hechos delictivos. «Al comunicarle a los damnificados la novedad, algunos fueron a la Comisaría porque pensaban que se trataba de un nuevo ilícito», destacaron.
«Frente al juez de Audiencia a través de la plataforma Zoom, se firmó un juicio abreviado entre el fiscal general de Delitos Económicos y contra la Administración Pública, Guillermo Sancho, defensores y los once detenidos», indicaron desde el Ministerio Público Fiscal (MPF) y destacaron que fueron «condenados a tres años de prisión y a devolver el dinero sustraído, una suma de más de dos millones de pesos aproximadamente, que será repartida entre los 16 denunciantes».
El acuerdo se llegó gracias al consentimiento de los damnificados, quienes recibieron una respuesta del Poder Judicial siguiendo sus pretensiones, las cuales eran recuperar el dinero y que los imputados fueran condenados. En este sentido, según informaron fuentes judiciales a LA ARENA, en los próximos días la Fiscalía le transferirá el monto correspondiente a cada una de las 16 personas que fueron estafadas en esta causa.

Sorpresa.
Esta noticia fue tomada con «sorpresa» y «satisfacción» entre los damnificados ya que -en causas de esta magnitud- es «muy poco frecuente», no solo que se logre desbaratar la banda de delincuentes, sino que se consiga recuperar el dinero en su totalidad. «La verdad que hay muy pocos registros de esto», afirmaron las fuentes consultadas.
«La noticia se tomó con sorpresa y mucha satisfacción, pasaron casi seis meses desde que se cometieron los hechos hasta hoy (por ayer)», indicaron este sentido. Es más, algunos directamente desconfiaron de la información -que le iban a retribuir el dinero estafado- y se dirigieron a la Policía para denunciar una supuesta estafa.
«Si bien la mayoría de los casos fueron en Santa Rosa, hubieron estafas en localidades del interior que, cuando los llamamos para comunicarle la noticia, no nos creyeron y fueron a denunciar a la Comisaría porque pensaban que era otro intento de estafa», explicaron desde la justicia.
«Es una situación muy poco frecuente, que se haya logrado desbaratar la banda, atrapar a los culpables y recuperar la totalidad del dinero», indicaron las fuentes, que remarcaron que se trata de un hecho inédito en la provincia de La Pampa.

Reparto.
En los próximos días la Justicia ya podrá transferir a los damnificados los más de 2,1 millones de pesos. «Mañana (por hoy) se va a dictar la condena y nos vamos a comenzar a comunicar con los damnificados para devolverles el dinero. Más de un millón y medio de pesos lo tenemos ya en una cuenta bancaria judicial que fue creada en marco de las investigaciones y el resto es dinero físico, que está en Córdoba», indicaron las fuentes.
«Creemos que en los próximos días ya vamos a tener ese dinero porque nos informaron que fue depositada en una cuenta del Banco de Córdoba y ya se hizo la transferencia. Ahora, esperemos que cuando le solicitemos el CBU de las cuentas para hacerle la retribución de la plata no piensen que es otra estafa», completaron.

El «cuento del tío»
Según informaron desde el Ministerio Público Fiscal, el modus operandi que utilizó la banda de estafadores era la del «cuento del tío» del premio. «Mediante un ardid telefónico, los delincuentes engañaban a las personas diciéndoles que habían ganado dinero y electrodomésticos. A partir de allí, lograban obtener las claves bancarias y token de los damnificados», explicaron desde la Justicia pampeana.
A raíz de estos hechos, que núcleo a 16 damnificados en la provincia, la Fiscalía General de Delitos Económicos y contra la Administración Pública inició una investigación que tuvo sus primeros avances a fines de mayo pasado, con la detención de varios sospechosos y el recupero de parte del dinero, luego de varios allanamientos que se realizaron en las localidades de San Francisco y Jesús María (Córdoba) y La Frontera (Santa Fe).