Inicio La Pampa Condenan a chofer de combi escolar

Condenan a chofer de combi escolar

TRES AÑOS EN SUSPENSO POR ABUSO

(General Pico) – El juez de control de General Pico, Alejandro Gilardenghi, condenó ayer a tres años de prisión de ejecución condicional a José Alberto Contreras (47 años), el chofer de un transporte escolar, que en dos ocasiones manoseó a una niña de 9 años de edad.
El magistrado lo condenó al acusado por las figuras de «abuso sexual simple agravado por haber sido cometido por el encargado de la guarda», en dos hechos. Además lo inhabilitó de manera «perpetua para conducir vehículos de transporte de pasajeros tanto público como privado», y le impuso reglas de conducta que deberá cumplir durante los próximos dos años, entre ellas, la de abstenerse «de relacionarse de cualquier modo con la niña damnificada y pasajera del transporte escolar que manejaba».
El fallo lo dictó en el marco de un acuerdo de juicio abreviado, firmado por el fiscal Luciano Rebechi, los defensores particulares Mariano Sánchez y Marcelo Petrelli, y el imputado, que asumió haber abusado de la niña.
Con las pruebas incorporadas, el juez Alejandro Gilardenghi acreditó que entre los años 2017 y 2018 (tiempo en que el imputado fue contratado para llevar a la niña a la escuela), la pasó a buscar por el domicilio, la llevó hasta su propia casa para darle agua y abusó sexualmente de ella, realizándole tocamientos.
Además, el 11 de diciembre del año pasado, cuando la menor quedó como última pasajera en el transporte escolar, antes de llegar al colegio, la llevó al fondo del vehículo y la volvió a someter a tocamientos por encima de la ropa.

Argumentos.
«Los hechos probados consistieron en tocamientos en el cuerpo de la niña por encima de la ropa, en dos oportunidades, con evidente connotación sexual, configurándose así el delito de abuso sexual. La agravante del delito se da porque al momento de los hechos el imputado era el encargado responsable de la guarda de la niña, ya que en su calidad de transportista público era quien pasaba a buscarla por su domicilio para llevarla hasta el colegio», dijo el juez en la sentencia.
Además agregó que «la pena de prisión puede ser dejada en suspenso en este caso, toda vez que el imputado no registra condenas anteriores».
Por último, Gilardenghi ordenó remitir en forma inmediata, la información pertinente al Registro de Procedimiento y Notificación de Antecedentes de condenados por Delitos contra la Integridad Sexual.