Inicio La Pampa Condenaron a dos abusadores a 15 y 16 años de cárcel

Condenaron a dos abusadores a 15 y 16 años de cárcel

LAS VICTIMAS ERAN MENORES DE EDAD

(General Pico) – La Justicia piquense condenó ayer miércoles a penas de 15 y 16 años de prisión a dos abusadores que sometieron sexualmente a menores de edad. En un caso, la víctima fue la hija de la pareja del imputado, una adolescente de 13 años; en el otro, las damnificadas fueron tres sobrinas nietas del acusado.
En una de las causas, la jueza María José Gianinetto condenó a 15 años de cárcel a un hombre de 45 años de edad, por el cargo de «abuso sexual con acceso carnal agravado por haber sido cometido contra un menor de dieciocho años, aprovechando la situación de convivencia preexistente, como delito continuado».
El caso se debatió a lo largo de tres jornadas en los Tribunales de esta ciudad, con la intervención del fiscal Luciano Rebechi y del defensor particular Mariano Sánchez.
La jueza hizo lugar al pedido de pena de Fiscalía, al dar por probado que los hechos investigados ocurrieron en el domicilio en el que convivía el acusado con su pareja, donde abusó en forma reiterada de una menor desde que ella tenía 13 años. Los ataques sexuales se reiteraron durante dos años.
Al momento de merituar la pena, la magistrada consideró como único atenuante, que el imputado es una persona de trabajo que contribuye al sostenimiento de la familia.
En referencia a los agravantes, tuvo en cuenta que arrastra un antecedente condenatorio de hace diez años, por una tentativa de robo agravada por el uso de arma.

Daño causado.
La jueza fundamentó el alejamiento del mínimo previsto en la escala penal, a partir de «la reiteración de hechos que ocurrieron en el extenso lapso de dos años; y «el grado de afectación que generaron en la damnificada, provocando secuelas que requerirán tratamientos psicológicos prolongados».
Por último, tuvo en cuenta que «la actitud posterior del acusado también resulta un agravante, todas las acciones desplegadas para que su víctima, una adolescente de 15 años, no dijera la verdad de lo que le había hecho autoriza un mayor reproche».
«Antes, había aprovechado esta vulnerabilidad, esta soledad y desamparo para utilizarla como simple objeto de su propiedad y saciar sus deseos sexuales, usando a su favor la situación de poder que gozaba, siendo el acusado un hombre treinta años mayor que la niña», agregó.

Segunda sentencia.
En la jornada de ayer, el juez Marcelo Pagano, condenó a 16 años de cárcel a un hombre 62 años, al considerarlo autor material de los cargos de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por la guarda -dos hechos- y abuso sexual gravemente ultrajante -un hecho-; en perjuicio de una sobrina nieta. Además, lo condenó por los delitos de abuso sexual simple, en perjuicio de otra sobrina nieta; y abuso sexual gravemente ultrajante como delito continuado» en perjuicio de una tercera sobrina nieta.
En la causa intervino la fiscala Ana Laura Ruffini, y la abogada María Vanini; en representación de las querellantes particulares, y el defensor particular Jerónimo Altamirano.
Una de las niñas, fue abusada en reiteradas oportunidades, entre 2013 y 2014, cuando tenía 10 y 11 años de edad. Otra de las víctimas, fue abusada mediante tocamientos, también siendo una pequeña niña.
Respecto a la tercera víctima, el juez acreditó que fue abusada sexualmente cuando le menor contaba con 10 u 11 años de edad.
En los alegatos finales, la fiscala había pedido una pena de 20 años de cárcel, y el defensor, la absolución de su defendido. «Como denominador común se trata de tres niñas víctimas, primas entre sí, siendo que el acusado es tío de éstas», indicó el juez en el fallo.
Como circunstancias agravantes, Pagano consideró la «pluralidad de víctimas», el haberse aprovechado de la situación de superioridad o de lo asimétrica de la relación «toda vez que estamos hablando de un adulto mayor que se aprovechó de niñas que contaban entre 5 y 11 años de edad al momento de los hechos, y la extensión del daño causado.