Condenaron a un ex funcionario municipal

DANIEL GUEMBE FUE SENTENCIADO POR AMENAZAR A SU EX PAREJA

El docente Daniel Guembe (51), que se desempeñara como funcionario del área de Cultura durante el inicio de la segunda intendencia de Juan José Rainone en el municipio piquense, fue condenado por la Justicia local, este miércoles al mediodía, a la pena de un año de prisión de ejecución condicional, tras ser encontrado culpable de los delitos de amenazas simples, en dos hechos.
La sentencia fue dictada por el juez de control Diego Ambrogetti, coordinó el debate oral y público que se llevó a cabo la semana anterior a lo largo de dos jornadas. El magistrado además le impuso distintas reglas de conducta por el plazo de dos años, como una prohibición de acercamiento a su ex pareja y madre de los tres hijos que tienen en común. También la impuso una prohibición de comunicación y contacto por cualquier medio.
En el juicio, que se realizó durante las jornadas del 2 y 3 de octubre pasado, actuó la fiscal Ana Laura Ruffini, el defensor particular Fernando Guevara, y el defensor oficial Walter Vaccaro, aunque en carácter de querellante particular.
El imputado fue denunciado en 2016 por Noemí Pellanda, su ex pareja y madre de sus tres hijos, a poco de que hubiera asumido un cargo en la Dirección de Cultura del municipio local. Los graves hechos denunciados por la mujer llevaron a Guembe a la renuncia. La damnificada también había denunciado haber sido abusada sexualmente por el acusado, aunque esta causa no prosperó y se le dictó el sobreseimiento.
Durante la etapa de los alegatos de clausura, la Fiscalía solicitó que se condenara al imputado a un año de prisión condicional, además de la imposición de reglas de conducta. A su turno, la querella adhirió a este pedido, y la defensa solicitó la absolución del docente.

Amenazas.
En el fallo, el juez analizó de manera separada cada uno de los hechos por los que se lo enjuició al ex funcionario municipal, y le determinó la responsabilidad en cada uno de ellos. El primero ocurrió el 16 de febrero de 2016, en el momento en el que se concretó la separación de hecho de la pareja. En ese marco, se generó una discusión en el interior del domicilio en el que vivían, donde delante de sus hijos, le manifestó que le iba a pegar un tiro, intentando tomar un arma del depósito ubicado debajo de la escalera. Luego, el 10 de abril de ese mismo año, en momentos en que el imputado estacionó su automóvil detrás del vehículo de Pellanda, en el sector céntrico de la ciudad, se volvió a generar una discusión entre ambos. Luego Guembe subió a su auto y previo a marcharse chocó de atrás el auto de la mujer. Más tarde, le envió mensajes a la damnificada a través de un teléfono celular, en los que le manifestó: “Me las voy a cobrar, te pasaste de la raya”.
El magistrado consideró en su sentencia que “más allá del esfuerzo realizado por la defensa en procura de demostrar la inocencia de su pupilo, las amenazas proferidas por el imputado a la víctima, revisten el carácter de serias, graves e injustas y han resultado idóneas para crear el estado de alarma o temor que requiere el tipo objetivo de este delito, temor que la víctima dijo sentir incluso al día de la fecha”.
Por último Ambrogetti agregó que “debe tenerse en cuenta que, atento carecer el imputado de antecedentes condenatorios, la modalidad de ejecución resultará de ejecución condicional, debiendo adosarse al fallo, las reglas de conducta que deberá cumplir por el plazo de dos años”.