Inicio La Pampa Condenaron a prisión a un gastronómico

Condenaron a prisión a un gastronómico

INTENTO AHORCAR A SU EX PAREJA Y AGREDIO A SU HIJA

El juez de control de Victorica, Carlos Roberto Espínola, condenó a un hombre de 36 años a un año de prisión de cumplimiento efectivo por ser autor de los delitos de lesiones leves calificadas por el vínculo, por haber sido cometidas contra la persona con la cual tenía una relación de pareja y violencia de género; en concurso real con lesiones leves calificadas por haber sido cometidas contra su descendiente, es decir, su hija.
Además, le revocó la pena de cuatro meses de prisión en suspenso que le fuera dictada oportunamente -por dos hechos de lesiones leves- y le unificó ambas en una pena única de prisión efectiva.
La sentencia fue dictada a raíz de un acuerdo de juicio abreviado presentado por la fiscala Alejandra Moyano González, la defensora penal oficial Mariana Elisabet Zabala y el propio acusado, un gastronómico que aceptó ser el autor de los hechos. Las víctimas fueron una ex pareja y su hija de 15 años.
¿Qué hechos se le atribuyeron? Acercarse a la mujer, que estaba junto a un grupo de amigas en un local bailable, para hablarle y tirarle de la campera. La damnificada salió del lugar y el imputado la siguió hasta su casa. En el camino discutieron y ya en la vivienda siguió gritándole y le pidió que volvieran a vivir juntos. Cuando ella se negó, el acusado la agredió a golpes -ocasionándole lesiones en el rostro y en el cuerpo- y la ahorcó con sus manos.
La víctima indicó que durante el tiempo que duró la relación fue violento y que, en reiteradas ocasiones, la había tomado del cuello hasta casi asfixiarla. «El contexto violento denunciado fue expresamente reconocido por el imputado», expresó Espínola en el fallo que difundió ayer el área de prensa del STJ.
En el otro legajo se probó que en la noche del 29 de septiembre del año pasado, en el interior de un local comercial y «por razones que no pudieron determinarse» -indica la sentencia-, el imputado «detuvo en forma brusca a su hija», cerró la puerta, la agarró del cuello y la agredió con cachetadas, tirándola contra la puerta. Luego de unos segundos desistió de la agresión y cuando la adolescente logró soltarse, huyó rápidamente del lugar. La joven sufrió lesiones cortantes en la cabeza y en la nariz.