Condenan a un abuelo por abuso sexual

Un hombre de 62 años fue condenado ayer a la pena de tres años de prisión en suspenso, luego de haber sido encontrado culpable del delito de “abuso sexual simple, agravado por haber sido cometido por un ascendiente”. La víctima era nieta del acusado y los hechos se cometieron cuando la niña tenía entre siete y ocho años. Con las pruebas reunidas durante la investigación fiscal preparatoria, la jueza de control, María Florencia Maza probó que el imputado, un jornalero de 62 años, cuando la menor tenía entre siete y ocho años, le realizó distintos tipos de tocamientos dentro de una vivienda familiar. A cambio le había ofrecido un caramelo. El episodio ocurrió durante una visita del victimario, quien no se domicilia en La Pampa.
Finalmente la Justicia condenó al abuelo a través de un juicio abreviado convenido por el representante del Ministerio Público Fiscal, Raúl Miguez, la defensora oficial, Paula Arrigone y el acusado, quien no presenta antecedentes penales y admitió la autoría del delito. Tanto los padres de la víctima, como la asesora de Menores, Gabriela Massara, dieron su consentimiento al acuerdo. Además las partes convinieron con que el imputado cumpla con una serie de pautas de conducta durante los siguientes dos años, entre ellas, fijar domicilio -del que no podrá ausentarse sin autorización judicial-, someterse al contralor del Ente de Políticas Socializadoras (adonde deberá presentarse los cinco primeros días de cada mes) y abstenerse de entrar en contacto con la nieta, ni acercarse a menos de 200 metros de su domicilio.