Condenaron a conductor

LESIONES GRAVES A UNA MOTOCLISTA

(Victorica) – Un empleado municipal, Gustavo Alberto Zabala, que en enero conducía un camión de la comuna local, atropelló a una motociclista, fue condenado a dos años de prisión en suspenso y otros tantos de inhabilitación para conducir. La medida la tomó la jueza de Control de Victorica, María Liz Figueroa Echeveste, en el marco de un juicio abreviado en el que las partes aceptaron la figura de “lesiones graves culposas”.

El accidente.
Según informó el Superior Tribunal de Justicia, quedó establecido en el expediente, el 17 de enero del año pasado, Zabala, de 35 años de edad, conducía un camión Ford 600 y en el cruce de la avenida Agustín Borthiry y calle 9, “giró imprudentemente hacia su izquierda, y en momentos en que atravesaba la calzada sureste colisionó con el vértice delantero derecho en el lateral izquierdo de una moto Corven Mirage” que guiaba Gabriela Martínez de 38 años, quien es nativa de Mendoza y está radicada en Victorica desde hace tres años.
Como consecuencia de la colisión, la motociclista, que no llevaba colocado casco protector, sufrió “un traumatismo encéfalo craneano (TEC) grave, un edema cerebral generalizado y una hemorragia subaracnoidea, a raíz de la cual se le realizó una craniectomía descomprensiva; fracturas de maxilar superior izquierdo, de tercio medio de clavícula derecha y de acetábulo de cadera izquierda; heridas cortante en el párpado izquierdo y en el pabellón auricular izquierda; lesiones que pusieron en peligro su vida, presentando importantes secuelas”.

Juicio abreviado.
La medida de resolución del caso fue convenida entre la fiscal de Victorica, Alejandra Moyano González, el defensor particular Boris José Vlasich y el propio imputado, un empleado municipal, quien aceptó la autoría del hecho. La pena es dos años de prisión en suspenso y dos años de inhabilitación especial para conducir todo tipo de vehículo automotor que requiera de habilitación o permiso de la autoridad competente, por ser autor del delito de lesiones graves culposas por la conducción imprudente, negligente o antirreglamentaria de un vehículo automotor
La víctima, que se constituyó como querellante particular y es patrocinada por la abogada María Noel Colángelo, no se presentó a la audiencia donde se hizo el acuerdo para ser notificada del acuerdo, debido a que continúa con su rehabilitación diaria en Santa Rosa como consecuencia del accidente. No obstante, dio su conformidad con respecto a la calificación y la sanción acordadas; aunque indicó que aún no llegó a un consenso en cuanto a la reparación económica, pese a intimaciones extrajudiciales, por lo que acudirá a la vía civil.