Inicio La Pampa Condenaron a los asaltantes de un repartidor de carne

Condenaron a los asaltantes de un repartidor de carne

ROBO A LA SALIDA DE UNA CARNICERIA PIQUENSE

(General Pico) – La jueza de control, Jimena Cardoso, declaró la responsabilidad penal a un menor de 17 años y condenó a Enzo Sebastián Feu (22), a la pena de tres años de prisión en suspenso, por el delito de «Robo agravado por el uso de arma de utilería». Los autores del hecho asaltaron a un repartidor de carne, hace poco menos de dos meses.

También ordenó a Feu, la indemnización del daño causado a la víctima, por una suma total de 40 mil pesos, y le impuso reglas de conducta por el término de dos años.
La magistrada dictó sentencia en el marco de un Acuerdo de Juicio Abreviado, solicitado por el fiscal Damián Campos, el defensor Walter Vaccaro y ambos imputados.

La magistrada agregó en el fallo que «el desapoderamiento ilegítimo efectuado al damnificado tuvo lugar con posterioridad a la exhibición de un arma de fuego que se constató que se trataba de una réplica de una pistola 9 milímetros, de aire comprimido, y si bien la víctima no corrió un riesgo real, esta no conocía dicha circunstancia y por ello, es que dicho medio comisivo acrecentó la intimidación favoreciendo al éxito del delito».

Asalto.
El grave hecho ocurrió a plena luz del día, cerca de las 9.30 del 5 de octubre pasado, en la vereda de un comercio que está ubicado en la esquina de las calles 25 y 28, de esta ciudad. El damnificado es un repartidor de carne, que lleva mercadería a dicha carnicería y a otros locales piquenses.

Durante esa mañana había ido a cobrar la cuenta de la semana anterior, equivalente al valor de tres medias reses, y a la salida del local, fue abordado por Feu y un menor de 17 años de edad, que le apoyaron un arma que resultó ser de utilería y le exigieron que les entregara el dinero que había cobrado. Ante el temor de la situación, entregó una suma de 40 mil pesos.

Los delincuentes escaparon con el botín, a bordo de una moto por las calles del barrio, en dirección hacia el sur. Dos personas que estaban en el lugar y que vieron lo ocurrido, emprendieron en auto la persecución de los sospechosos, pero desistieron luego que fueran amenazados con el arma de fuego por los mismos delincuentes.

El día del hecho, el titular del local brindó algunos sobre lo acontecido y se mostró preocupado por otro grave hecho de inseguridad.
Contó que estaba en el local con el repartidor, a quien le pagó la carne que le había bajado la semana anterior. También dijo que a poco de salir, el damnificado regresó a los gritos, diciendo que había sido asaltado.

En la investigación del hecho trabajó personal de la Comisaría Segunda, a cargo de Claudio Fontán, y el fiscal Damián Campos, de la Fiscalía Temática de Delitos contra la Propiedad, y la Agencia de Investigación Científica.