Condenaron a un abuelo por abuso

LA NIÑA TENIA 12 AÑOS DURANTE LOS HECHOS

El juez de audiencia de Santa Rosa, Andrés Olié, condenó a un abuelo de 54 años a tres años de prisión en suspenso, como autor del delito de abuso sexual simple agravado por ser el autor ascendiente de la víctima.
La víctima fue su nieta, y al momento de los hechos tenía 12 años. El delito debe ser valorado en el marco de la ley 26485 de Protección Integral a las Mujeres, según informó el STJ.
El conflicto penal se resolvió a través de un juicio abreviado, firmado por el fiscal Raúl Míguez Martín, el abogado particular Juan Carlos Veneri y el propio imputado, un trabajador rural. La víctima y su madre, al ser informadas del acuerdo por el Ministerio Público Fiscal, también dieron su consentimiento. El hecho probado ocurrió en 2013, cuando el acusado le realizó tocamientos a la niña en la casa que ambos compartían.
“En el limitado campo de valoración que permite el procedimiento (de juicio abreviado), debo en primer lugar sostener la seriedad del acuerdo en cuanto el hecho atribuido al acusado permite su encuadre en la figura penal que se solicitó, estableciéndose entonces una clara correspondencia entre lo acontecido, el hecho y su calificación jurídica -señaló Olié-. La responsabilidad penal del acusado ha quedado evidenciada no solo por su propio reconocimiento, sino también a través del testimonio claro y preciso aportado por la denunciante -la mamá de la niña- y por la víctima”.
“Por otra parte, se cuenta con los informes realizados por la Oficina de Atención a la Víctima y los Testigos con relación a las entrevistas mantenidas con la denunciante y su hija; oportunidades en que brindaron un relato coincidente a lo manifestado al realizar la denuncia y ser entrevistada ante el Ministerio Público Fiscal”, acotó el magistrado.
Al abuelo se le impusieron, además, reglas de conducta durante dos años: fijar residencia y someterse al cuidado del Ente de Políticas Resocializadoras, abstenerse de modo absoluto de entrar en contacto con su nieta, y realizar un tratamiento médico o psicológico.