Inicio La Pampa ¿Condonan deuda para permitir cremación?

¿Condonan deuda para permitir cremación?

MUCHAS FAMILIAS NO ADOPTAN ESA PRACTICA POR TENER DEUDAS POR EL CEMENTERIO

En otros tiempos pensar en cremaciones en el cementerio local era por lo menos extraño. Las épocas cambiaron incluso los hábitos funerarios, y la implementación de equipamiento lo hace viable y usual. 

La cremación de cadáveres es, por estos días, mucho más común que años atrás en Santa Rosa. Las costumbres funerarias también se fueron modificando con el paso del tiempo, y no son pocas las familias que deciden esa práctica para individuos fallecidos.

Años atrás no se pensaba en la incineración de cadáveres, y ni siquiera existía aquí el dispositivo que lo hiciera posible. Pero cambiaron los hábitos mortuorios -cómo no recordar por ejemplo que los sepelios se efectuaban en el propio domicilio del fallecido-, y también hasta el posicionamiento y el pensamiento en una circunstancia tan especial como es la muerte de un familiar.

En algunos la cremación se adopta casi inmediatamente después de producido el fallecimiento, y en muchos otros casos tiempo después, incluso años más tarde de ocurrida aquella circunstancia final.

Lo cierto es que la política mortuaria -dispuesta por la municipalidad de Santa Rosa para su cementerio local- conlleva a que muchas familias desistan de la incineración de un cadáver por razones meramente económicas.

El concejal Miguel Bravo (Radicales en Cambiemos), expresó que “hoy en día hay problemas para la cremación de cadáveres en el cementerio”. Explicó que la ordenanza nº 4422/11, y sus modificatorias, es la que “regula la política mortuoria de la ciudad teniendo como uno de los principales principios el respeto de costumbres, creencias, ritos, religiones y cultos”.

Agregó que “la política mortuaria abarca de manera general toda clase de prácticas sanitarias en relación con los cadáveres y restos cadavéricos, así como las condiciones técnicas-sanitarias de los féretros, vehículos y empresas funerarias y de los cementerios y de los demás lugares de enterramiento”.

Como se sabe la cremación es actualmente una alternativa que se da cada vez en mayor medida para la disposición final de un cadáver, pero hay ocasiones en que por razones económicas -más allá de la voluntad de una familia- no se llevan a cabo.

Deudas y cremaciones.
Por supuesto es conocido que le corresponde al Concejo Deliberante reglar lo atinente al uso, conservación y habilitación de cementerios, existentes en esta ciudad; y que para obtener la orden de cremación es necesario acreditar constancia de pago de los derechos establecidos por la ordenanza tarifaria.

Bravo señaló que en muchas ocasiones “la medida induce a los arrendatarios a desistir de la práctica de cremación por no contar con los medios económicos suficientes para afrontar el efectivo cumplimiento de la misma”.

En ese sentido el concejal propone “condonar la deuda al arrendatario que tiene la efectiva voluntad de cremar a cambio del lugar que se encontraba arrendando”. Especula el edil con que eso le permitiría al Estado municipal disponer nuevamente del lugar -parcela o nicho-, repercutiendo de esta manera en la adquisición de más espacio y mejor organización en los cementerios;

¿Qué propone? Suprimir el inciso 4 artículo 76 de la ordenanza nº 4422/2011, incorporando a la ordenanza 4422/2011, el artículo 76 bis el siguiente texto: “Artículo 76 Bis: La Autoridad de Aplicación podrá disponer la cremación de los cadáveres cuando el peticionante renuncie previamente al arrendamiento de nichos, condonándose la deuda preexistente si la hubiere”. La iniciativa de Bravo será presentada en las próximas horas en el Concejo Deliberante.