Inicio La Pampa Conexión rudimentaria casi provoca una tragedia

Conexión rudimentaria casi provoca una tragedia

LUMINARIA DEFECTUOSA EN 25 DE MAYO

Una niña de seis años recibió una descarga eléctrica al tocar una luminaria en un paseo urbano de esta ciudad, aunque afortunadamente solo sufrió quemaduras leves. Tras tomar conocimiento del grave incidente, que pudo tener consecuencias mucho más graves, la municipalidad desarrolló una revisión exhaustiva del lugar y descubrió una práctica defectuosa realizada durante la conexión, que estiman se hizo hace más de seis años, durante la gestión de David Bravo como intendente.

Desde la comuna anunciaron que reemplazarán toda la instalación eléctrica y lamentaron que en otro incidente, autores desconocidos vandalizaron las luminarias de una plaza.
El incidente con la pequeña ocurrió hace unos días y fue expuesto públicamente por el medio Radio Génesis, en cuya página denunciaron que una niña de la localidad recibió una fuerte descarga eléctrica al tocar una farola instalada en el estacionamiento de la calle General Pico. La publicación reveló que sufrió una leve quemadura en su mano.

Asimismo, la madre de la niña relató que el incidente ocurrió cuando estacionaron el vehículo en ese sector, y al bajar la nena se tropezó. Al intentar sujetarse de la estructura metálica de la farola, recibió una fuerte descarga eléctrica. La pequeña comenzó a gritar y su madre pensó que la había picado alguna alimaña, pero inmediatamente se percató de que tenía una leve quemadura en su mano. La mujer radicó una exposición en la Comisaria Departamental de 25 de Mayo para que las autoridades que correspondan revisen la situación y no ocurra un incidente mayor.

Conexión criminal.
Luego de tomar conocimiento del episodio, el episodio se puso a investigar inmediatamente. «Personal municipal se abocó a dilucidar por qué la luminaria le provocó una descarga eléctrica a la criatura en la vereda que da frente al Ente Provincial del Río Colorado, sobre calle General Pico, y descubrieron que el disyuntor de seguridad no funcionó», explicaron desde la comuna a Radio Municipal.

Los operarios aportaron testimonios fotográficos y contaron que «se llevaron una gran sorpresa al revisar la instalación porque se encontraron con un empalme de cables completamente desprolijo, ajeno a lo que cualquier profesional podría recomendar. La conexión data de hace más de seis años y según los técnicos fue precisamente ese mal trabajo lo que originó el incidente».

Según las explicaciones técnicas «habían unido varios cables de manera rudimentaria, aislándolos con cinta. Con el correr del tiempo este material aislante sufrió desgaste y un filamento quedó tocando el caño metálico. Por eso, cuando la niña lo tocó le dio una descarga, ya que el disyuntor que protege toda la hilera de luminarias tampoco se accionó». Frente a la posibilidad de que otras farolas pudieran mostrar conexiones inseguras, se decidió revisarlas una por una y realizar una nueva conexión, respetando los protocolos de seguridad que se requieren para estos casos», confirmaron.

Reaparecieron vándalos.
En otro incidente, ocurrido hace un par de noches, desconocidos rompieron siete luminarias en la plazoleta ubicada sobre la misma manzana donde se encuentra el edificio municipal. No es la primera vez que se producen ataques contra el mismo sector público y contra los mismos implementos lumínicos. En el municipio estiman que ocurrió antes de las 23 horas, momento a partir del cual se descubrieron los daños. Se realizó una presentación judicial y la policía que investiga el incidente confía esclarecer el episodio mediante las cámaras de seguridad de la zona, que también podrían permitir la identificación de los vándalos.