Inicio La Pampa Confirman denuncia por "sabotaje" en la central Los Divisaderos

Confirman denuncia por «sabotaje» en la central Los Divisaderos

El administrador provincial de Energía, Cristian Andrés, anticipó que mientras la Fiscalía de Investigaciones Administrativas avanza en la denuncia que se presentó por presuntas maniobras de sabotaje en la turbina 2 de la central Los Divisaderos, los técnicos de esa repartición trabajan a paso firme para ponerla en funcionamiento en breve. Una vez logrado eso, encararán la reactivación de la máquina 1, que necesita ser desarmada para detectar el problema que la sacó de servicio hace ya varios años.
«Estamos trabajando para poner la central (Los Divisaderos) en marcha, con el objetivo de poner el Plan Energético Provincial de pie, porque esta central aportaría muchísimo al sistema», sostuvo ayer el titular de la Administración Provincial de Energía al confirmar a Radio Noticias que esa repartición pidió a la FIA que investigue una sucesión de hechos sospechosos ocurridos en la planta energética. «Como dijo el gobernador (Sergio Ziliotto), es importante que la tengamos presente y con Matías Toso (secretario de Energía e Hidrocarburos) estamos trabajando en eso».
Andrés fue convocado desde Radio Noticias tras la publicación del lunes sobre una presentación realizada por el gobierno provincial para que la Fiscalía administrativa provincial investigue presuntas maniobras de «sabotaje» o «accionar negligente» en la Central Hidroeléctrica «Los Divisaderos», una central energética ubicada en el suroeste de La Pampa que funciona en base al caudal del río Colorado que se deriva en el puente dique Punto Unido a través del Canal Matriz. En la entrevista confirmó la presentación de la denuncia pero aclaró que desconoce los trámites realizados por la FIA hasta ahora.

Situaciones sin explicación.
El 20 de marzo y luego de semanas de trabajo, logró ponerse en marcha una de las dos turbinas que posee la planta, la Unidad Generadora 2, que funcionó normalmente durante unos días pero luego comenzó a mostrar una sucesión de desperfectos que terminaron por sacarla de servicio desde principios de junio. Esta sucesión de estos hechos llamó la atención a las autoridades provinciales, que decidieron pedir una investigación externa para deslindar eventuales comportamientos dolosos o negligentes.
Según explicó, en el informe que se elevó a la FIA «nosotros decimos, yo como administrador de Energía y el ingeniero Javier Schan, gerente de Explotación (de APE), que encontramos situaciones que no podemos explicar. No sabemos si es una situación mal intencionada o alguna ineficiencia, por decirlo así. Para eso estará la Fiscalía, para determinar cuál es el rumbo de la investigación».
«Yo no tengo registro de que antes hubieran pasado», aseguró Andrés. «Son cosas puntuales, que vistas aisladamente podrían ser normales, pero en este contexto y habiendo estado en funcionamiento…», añadió.
Las dos máquinas que posee la central hidroeléctrica tienen una potencia nominal de 5 megavatios cada una y son de diseño sencillo. Si bien cada unidad tiene su complejidad, las fallas ocurridas «no son tantas, no han fallado tanto las máquinas» pero las «situaciones puntuales» que han ocurrido, y que las sacaron de servicio, motivaron la denuncia administrativa.

Personal.
La dotación de personal actual de la planta es de seis operadores y dos jefes, más un jefe de la zona no concesionada, que vive en las instalaciones anexas al edificio. En el lugar hay turnos rotativos durante todo el día.
Las condiciones de seguridad interna y para el ingreso al predio no son las más apropiadas, según reconoció Andrés en la entrevista. Hay unas pocas cámaras de seguridad -algunas están fuera de funcionamiento- que filman pero no graban. Por ello, el gobierno tiene en vías de licitación la compra de un sistema de vigilancia más moderno y acorde a la necesidad.
«No tenemos custodia permanente, toda la vida fue así», reconoció el administrador. Si bien desde su área tienen la firme intención de recuperar la central, actualizarla y darle el rol que le corresponde, el funcionario advirtió que «contra la mala fe no hay nada», dando a entender que el parate actual de la planta no fue inesperado sino producto de una actitud premeditada.

Máquina 1.
La Unidad Generadora 1 está parada desde hace más de 8 años y su reparación demandará un tiempo mayor ya que se necesita desarmarla y llegar a su interior. «Se había parado en una situación que había que hacer más ajustes o revisar más abajo del tubo de carga, el tubo de presión que se le dice», detalló Andrés. La intención es recuperarla «pero no podemos hablar de plazos», reiteró.
Históricamente el mantenimiento preventivo y correctivo de la central lo hicieron los propios técnicos, solo que ahora hay muchos que por su edad se jubilaron.
Los Divisaderos comprende, aclaró Andrés, además de la central generadora, a la estación transformadora. Desde allí se distribuye energía a una gran región del sur y oeste pampeano que comprende localidades como Casa de Piedra, Gobernador Duval, Puelén, Algarrobo del Aguila, Santa Isabel.
«Esperemos que esto se resuelva siempre con la firme idea de mejorar. Estamos trabajando para mostrar que es posible tener una central y que podemos ir en busca de la soberanía energética», concluyó el titular de la APE.