Confirman una sentencia por homicidio en General Pico

La Sala B del Superior Tribunal de Justicia (STJ), integrada por los ministros Fabricio Losi y Hugo Díaz, ratificó la condena a 12 años de prisión a la que fuera sentenciado Roberto Palmero en noviembre pasado, por el homicidio de Jorge Daniel “Kawasaki” Guardia. Así lo determinó el máximo órgano judicial de la provincia, al rechazar el recurso de casación interpuesto por los defensores del imputado, Omar Gebruers y Alejandra Lezcano López. En segunda instancia el Tribunal de Impugnación Penal (TIP) ya había confirmado la condena a 12 años de prisión que le había impuesto un tribunal colegiado que presidió la jueza de audiencia Paola Loscertales, y que también integraran sus pares, Florentino Rubio y Carlos Pellegrino.
La defensa del imputado, alegó en su presentación, que la resolución del TIP había sido arbitraria.
Palmero fue condenando el 28 de noviembre por un tribunal piquense, tras ser encontrado culpable de haber matado a Guardia durante la noche del 20 de febrero de 2015 en el barrio Ranqueles. Los jueces los imputaron los cargos de Homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego y Portación de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización legal.

Debate.
El juicio se desarrolló durante cinco jornadas en las que declaró medio centenar de testigos. En los alegatos, la Fiscalía, representada por las fiscales Verónica Campo, Ivana Hernández y Guillermo Komarofky, pidió una condena de 15 años de prisión. En tanto, el defensor Gastón Gómez, había pedido la absolución de su defendido, tras calificar de “mendaz” al testimonio más fuerte aportado por los investigadores
El hecho ocurrió la noche del 20 de febrero de 2015, cuando Palmero comenzó a perseguir a Guardia, quien transitaba por el barrio Ranqueles en una moto que manejaba el joven Federico de Alvear. En inmediaciones de las calles 33 y 38, Guardia fue herido por un disparo de arma de fuego y cayó tendido al piso, luego que el proyectil le provocara una importante hemorragia interna. Poco después del hecho se detuvo a Diego “Gatito” Cejas, quien tras un mes de detención fue liberado y luego quedó sobreseído. Durante largo tiempo la causa no tuvo imputados, hasta que tras asumir Armando Agüero, la Fiscalía General, conformó un equipo de profesionales para investigar cinco casos que no habían sido esclarecidos, siendo uno de ellos, el del homicidio de Guardia.