Confirmaron dos casos de leptospirosis

LOS PACIENTES CONTINUAN INTERNADOS EN EL HOSPITAL LUCIO MOLAS

El Ministerio de Salud confirmó ayer dos casos de pacientes con leptospirosis, internados en el hospital Lucio Molas. Dos profesionales de Epidemiología, las médicas Ana Bertone y Patricia Estrella, dieron los detalles en una reunión de prensa .
Los pacientes son un albañil y un mecánico de Santa Rosa, que están internados en terapia intensiva, con respiración asistida y que “tienen una evolución favorable, aunque su estado aún es delicado”, admitió Bertone. Una de las personas afectadas, de 47 años, estuvo en los últimos días en Caleta Olivia y Puerto Madryn, aunque no se determinó que se haya contagiado allí. La otra, que tiene 50 años, se desempeña en un taller de chapa y pintura, y se especula con que se pudo haber contagiado por el orín de ratas.
Bertone sostuvo que casos de esta enfermedad se dan “habitualmente todos los años”, y explicó que “los primeros síntomas son de una gripe leve, con fiebre”, pero que se pueden complicar hasta llegar a un compromiso respiratorio incluso con riesgo cierto para la vida del paciente.
Patricia Estrella especificó que “cada caso se investiga desde los factores de riesgo que cada persona pudo haber tenido durante los días previos, pero la verdad es que nunca podemos establecer un factor neto para atribuirle la causa”.
El contagio, explicaron, que puede darse “por contacto directo con animales”, siendo las ratas las que pueden producir mayor difusión, pero pueden transmitirla también perros y gatos, y hasta caballos.

Cuidados.
Bertone resaltó que “es importante” difundir qué cuidados sanitarios se deben adoptar, y puso énfasis en recalcar la necesidad de la limpieza de terrenos, no dejar aguas servidas, y trabajar con la ropa adecuada en algunas tareas como podrían ser las rurales.
Las personas pueden contraer leptospirosis por el contacto directo con la orina de los animales infectados o mediante el agua, el suelo o los alimentos contaminados con esa orina, y puede resultar más común en los climas cálidos.
Los primeros síntomas que se pueden presentar son fiebre alta, dolor de cabeza, sangrado, dolor muscular, escalofríos, enrojecimiento de los ojos y vómitos. Sin tratamiento, la leptospirosis puede causar daños en el riñón y el hígado, o incluso la muerte. El tratamiento se realiza en base a antibióticos.