Conmoción por las muertes de Tavella y Cuesta

En la mañana de ayer falleció el exintendente de Toay, Carlos Federico Tavella que se encontraba internado desde hace varios días en la clínica Faerac de Santa Rosa producto de una anemia.
Tavella fue intendente de esta localidad en dos períodos, de 1987 a 1991, y de 1991 a 1994, siendo dirigente por el Partido Justicialista. Era primo del actual presidente del Instituto de Seguridad Social de la provincia, Miguel Tavella. A pesar de no volver a ocupar cargos electivos, se mantuvo desempeñando su profesión de contador de manera privada y siguió de cerca las sucesivas gestiones de Alfredo Schanton y de Ariel Rojas en los últimos años.
Producto de un accidente de tránsito, estuvo en Cuba durante la década del 90 intentando recuperarse. En la localidad no sólo era reconocido por el paso en su silla de ruedas por las calles de la ciudad, sino también por su colaboración en la capilla María Auxiliadora y reconocido por su simpatía hacia River Plate a nivel nacional y hacia Guardia del Monte en el plano local.
Al momento de su deceso tenía 69 años. Su familia esta compuesta por dos hijas, Luciana y Carolina, y tres nietos, además de su compañera Mabel. El sepelio será hoy a las 9.30 en el cementerio de Toay.
En la misma jornada, también murió el reconocido periodista local Rubén Cuesta, que arrastraba desde hace tiempo un tumor.
Cuesta de 67 años vivía junto a su pareja Graciela y tenía dos hijos Fernando y Alejandro.
Ligado al periodismo radial, trabajó en las emisoras locales con su segmento informativo matutino “Subiendo la Cuesta”.
Hincha fanático de Boca Juniors, durante mucho tiempo practicó arquería, danzas folclóricas y se mostró como un apasionado por el teatro.
En el último tiempo, circulaba en un andador y aprovechaba para dialogar ante cada cruce con cualquier vecino. Este último tiempo a raíz de su deterioro, estuvo internado en el Hospital Lucio Molas y también en el nosocomio local.