Inicio La Pampa Conocé a más graduados pampeanos que trabajan para el espacio

Conocé a más graduados pampeanos que trabajan para el espacio

Tras conocerse que el ingeniero piquense, Juan Pablo Papparini, formó parte del equipo que trabajó para el SAOCOM 1B, la Facultad de Ingeniería de General Pico dio a conocer una lista de graduados que en la actualidad trabaja en diversos proyectos de la empresa INVAP.

El domingo, luego de tres reprogramaciones, finalmente se lanzó con éxito el Satélite Argentino de Observación Con Microondas (SAOCOM) 1B desde Estados Unidos en el centro espacial de Cabo Cañaveral, a bordo de un cohete Falcon 9 de la empresa Space X.

Este satélite desarrollado en las instalaciones de INVAP, en San Carlos de Bariloche, tendrá su órbita a 620 kilómetros de altura junto a su gemelo, el 1A -lanzado en 2018. Permitirá la obtención de imágenes de alta calidad e información sobre los niveles de agua del suelo, clave para el sector del agro, y para detectar la presencia de buques en zonas de jurisdicción argentina.

GRADUADOS.

Estas noticias tienen una relevancia particular para la Facultad de Ingeniería de la UNLPam. Dentro del equipo encargado de llevar adelante estos desafíos, encontramos desde hace años a graduados de nuestras carreras distribuidos en diferentes áreas.

Andrés Laudari, el primero de los graduados en llegar a la empresa INVAP, está a cargo del diseño de control orbital.

Luego se incorporaron, Diego Díaz en integración térmica, Enrique Biancamano en ensayos ambientales del satélite, área en la que también encontramos a la ex docente de esta facultad, Valeria Gessaghi, responsable del Servicio de Ensayos de Alta Tecnología.

El listado de profesionales formados en nuestras aulas incluye a Gustavo Mattioli, Agustín Casquero y Juan Pablo Paparini en diseño y programación del control de orientación. Germán Virvauskas, José Rangone y Martín Bergara en diseño térmico, y Juan Carlos Stepanoski en integración y test del sistema de propulsión.

Para la Facultad de Ingeniería, desde hace años INVAP es un ámbito de referencia, facilitado en gran medida por el Docente de nuestra casa y director de tecnología (CTO) de la gerencia aeroespacial de INVAP, José Relloso.

UNA MISIÓN QUE HACE HISTORIA.

La Misión SAOCOM se inició 2007 con la ingeniería básica del proyecto. En 2013 comenzó la construcción del modelo de vuelo del SAOCOM 1A, que finalmente fue puesto en órbita en 2018. En forma paralela, en 2015 arrancó la fabricación del SAOCOM 1B.

La construcción de ambos satélites fue llevada a cabo en distintos puntos del país: En Córdoba se integraron las antenas radar en el centro espacial de la CONAE, y se instaló el Centro de Control de Misión (segmento terreno). En las instalaciones del CNEA, en Buenos Aires, se integraron los paneles solares, la estructura de las dos antenas radar y dispositivos de despliegue. Y en el Laboratorio G.E.M.A. de la Universidad Nacional de la Plata se integraron las mantas térmicas. En Bariloche, en INVAP se diseñaron y construyeron las dos plataformas satelitales y la electrónica central de los radares SAR, se realizó la integración y test funcionales del satélite completo. En CEATSA se realizaron las pruebas previas al lanzamiento.

Estos satélites llevan al espacio una compleja tecnología de observación de la Tierra, que representa una importante mejora en las capacidades respecto de los sensores ópticos usuales. Se trata de un instrumento activo que consiste en un Radar de Apertura Sintética (SAR, por sus siglas en inglés de Synthetic Aperture Radar), que trabaja en la porción de las microondas en banda L del espectro electromagnético.

Los satélites SAOCOM fueron especialmente diseñados para detectar la humedad del suelo y obtener información de la superficie terrestre en cualquier condición meteorológica u hora del día. Esto es posible porque las microondas del radar son capaces de atravesar las nubes y “ver” aunque esté nublado, tanto de día como de noche. Estas características hacen que los SAOCOM sean especialmente útiles para prevenir, monitorear, mitigar y evaluar catástrofes naturales o antrópicas. Si bien tomará datos de todo el mundo, podrá saber en particular cuál es la humedad del suelo en la región pampeana.

FOTO: EN BOCA DE TODOS.