Inicio La Pampa Consuman "secuestro virtual" tras una decena de tentativas

Consuman «secuestro virtual» tras una decena de tentativas

ARRECIAN INTENTOS DE ESTAFAS TELEFONICAS EN SANTA ROSA

La ola de intentos de estafas telefónicas por parte de una persona o un grupo de desconocidos continúa en la ciudad de Santa Rosa. Los casos superaron la decena y uno de ellos logró consumarse.
Así lo confirmaron fuentes policiales y judiciales a LA ARENA, quienes señalaron que en las últimas horas del lunes se registraron más llamadas de personas que alertaban a la Policía ante, lo que consideraban era un posible caso de estafa telefónica.
Tal como lo reveló este diario en su edición de ayer, la capital pampeana se vio conmocionada ante una impresionante cantidad de llamados perpetrados por estafadores, quienes recurrían a la modalidad de «secuestro virtual» para exigir dinero a cambio. En base a la información que se pudo recolectar, en todos los casos se trataron de «tentativas» que no llegaron a concretarse.
Sin embargo, en las últimas horas se pudo saber que los estafadores lograron timar a una persona, aunque desde la Justicia prefirieron no dejar trascender más información.

Más «tentativas».
Este diario pudo saber de fuentes policiales que entre el lunes por la noche y el martes se registraron por lo menos dos casos más de intentos de estafas telefónicas y las víctimas radicaron las denuncias en la Seccional Primera. Una vez más, el dato llamativo es que los hechos ocurrieron con escasos minutos de diferencia en la misma zona, el barrio Villa Amalia. En ese sentido, en el primer hecho una mujer afirmó que alrededor de las 00.45, cuando se encontraba en su casa, un desconocido la llamó a su teléfono fijo y afirmó, con voz llorosa: «me robaron todo, me revolvieron toda la casa» y, ante la pregunta de quién era, el sospechoso la insultó y cortó.
El segundo caso, según pudo saber este diario, ocurrió a las 00.50, cuando los estafadores llamaron a una mujer y le dijeron «me pegaron en la boca». La víctima, pensando que era su padre, se descompensó. Al recomponerse, los sospechosos habían cortado la llamada.
Sin embargo, hubo un tercer caso, donde los sospechosos lograron su cometido y alcanzaron a engañar a una persona y se hicieron de un importante monto de dinero. Esto fue confirmado por fuentes judiciales, quienes solamente anticiparon que «se está trabajando en una en particular», en el cual los estafadores recurrieron a la modalidad de «secuestro virtual», donde a través de los llamados «pedían la entrega de dinero diciendo que le habían secuestrado un hijo».
En ese sentido, informaron que en el caso se encuentran trabajando personal de la Brigada de Investigaciones, de la Seccional Tercera y la Fiscalía de Delitos Económicos.

Diez casos en 24 horas.
Uno de los aspectos llamativos fue que, en 24 horas, la Policía tomó conocimiento de alrededor de diez intentos de estafas telefónicas en Santa Rosa y Toay. Según precisaron, la mayoría se realizaron bajo la modalidad de «secuestros virtuales». Incluso, dos de ellos se habían registrado en la capital pampeana con pocas horas de diferencia y a pocos metros de distancia entre las víctimas.
Los hechos, según pudo saber este diario, ocurrieron «mayormente en la zona de Villa Alonso» donde las víctimas habrían recibido llamados a sus teléfonos fijos con números privados o, como es habitual, con características que no son de la provincia. Además, se pudo saber que «como común denominador se utilizó el fundamento del secuestro de un familiar», donde se exige un dinero a cambio de su liberación. De todas maneras, remarcaron que hasta el momento no se había consumado ningún hecho, algo que cambió durante la jornada de ayer. En los casos se encuentra investigando la Brigada de Investigaciones y la Fiscalía de Delitos Económicos, en conjunto con las seccionales de Policía, quienes abocaron todos sus recursos a tratar de determinar «cuál es el origen de estos llamados».

Vecinos en alerta.
Por otra parte, que de los más de diez casos registrados sólo se haya consumado uno indica, para los investigadores, que «la gente se ha alertado» gracias a que hay «un aviso generalizado». Esto, en parte, se debe a la campaña que el propio Ministerio Público Fiscal de La Pampa realizó para alertar, principalmente, a adultos mayores con el objetivo de que extremen medidas de seguridad, teniendo en cuenta que ese sector de la población ha sido un claro blanco por parte de los estafadores.