Inicio La Pampa Choque fatal entre camiones: ¿cómo sigue el joven internado?

Choque fatal entre camiones: ¿cómo sigue el joven internado?

RUTA 1: CHOQUE FRONTAL DE CAMIONES SE COBRO LA VIDA DE UN JOVEN

El camionero fallecido en un choque frontal el domingo a la noche sobre la ruta provincial 1, a escasos kilómetros de la localidad de Quemú Quemú, fue identificado por las autoridades como Franco Villarruel, de 28 años de edad. El otro transportista involucrado en el grave siniestro vial, continuaba internado estable en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Gobernador Centeno de General Pico, al que fue trasladado con heridas de consideración, tras haber quedado atrapado en la cabina de un camión cerealero.
El fiscal Francisco Trucco, de la Fiscalía Temática de Delitos contra las Personas, de la Segunda Circunscripción Judicial de La Pampa, manifestó que aún se tratan de determinar las causales del siniestro, que tuvo lugar el domingo cerca de las 23 sobre la ruta provincial 1, entre Quemú y Trili.
«Estuvo presente todo el personal de la Agencia de Investigación Científica que depende del Ministerio Público Fiscal y releva todos los datos, medidas, posiciones finales, posibles puntos de impacto, rastros y si existen huellas de frenada previa. Al ir dos vehículos en dirección contraria, lo más probable es que uno de los dos haya invadido el carril del otro», indicó en diálogo con LA ARENA.
«No se puede determinar cuál de los dos, pero el camión cerealero termina sobre su propia mano. En principio no habría sido éste el que invade el carril, pero eso es muy temprano para asegurarlo», dijo.
«En algunos siniestros viales surge claro inmediatamente cuál de los conductores sería el imputado judicial, pero en otros se necesita de un relevamiento de ciertas medidas y una opinión de especialistas para poder reconstruir la mecánica del accidente y a partir de eso determinar y deslindar responsabilidades. En caso que haya sido el responsable el conductor del camión cerealero, se le va a tomar declaración de imputado y se lo va a formalizar una vez que esté dado de alta», agregó.

Hospitalizados.
El funcionario judicial explicó que Villarruel se desplazaba a bordo del camión marca Volkswagen de una firma (Acquam) que comercializa piletas de natación, por la ruta provincial 1 en dirección a General Pico, y que en sentido contrario circulaba un Scania cargado de maíz, al mando de una hombre de apellido Ortiz, procedente de Nueva Galia (San Luis) con destino a Bahía Blanca.
Por causas que se tratan de establecer, los vehículos chocaron de manera frontal entre los kilómetros 122 y 123, de la mencionada ruta. Villarruel falleció en el lugar del siniestro, y Ortiz, «quedó atrapado en la cabina de su vehículo y tuvo que trabajar personal de Bomberos de Quemú, a fin de sacarlo y trasladarlo a Pico».
El transportista de cereal ingresó al centro asistencial piquense con heridas de consideración, producto del mismo impacto. Desde el centro médico informaron que fue operado de diversas fracturas, y que ayer a la madrugada fue derivado al área de cuidados intensivos, donde continuaba internado sin asistencia respiratoria mecánica y hemodinámicamente estable.
Por último, Trucco indicó que desde la empresa que pertenece a la familia Malatesta informaron a la policía que el camión que manejaba Villarruel, el domingo a la noche «no tenía ninguna salida programada».

Vuelco de una Pick Up.
El fiscal explicó que en el mismo lugar del choque de los dos camiones se accidentaron dos personas (un hombre y su hija), que viajaban por detrás en una camioneta Chevrolet S10. «Viajaba con dirección a Pico detrás del camión de menor porte. O bien venía a una velocidad excesiva o a una distancia bastante reducida respecto del lugar donde se produce el siniestro, que intenta hacer una maniobra evasiva a fin de evitar colisionar con algunos de los vehículos, pero muerde la banquina y se produce el vuelco», señaló. Los ocupantes fueron atendidos en Quemú sin lesiones de consideración.