Inicio La Pampa Continúan con pulverización en Santa Rosa

Continúan con pulverización en Santa Rosa

Aún en medio de la cuarenta dispuesta para evitar la proliferación del Covid-19, la Municipalidad de Santa Rosa informó que no descuida la prevención de otras enfermedades y, con una pulverización desde las 6 de la mañana en el barrio de Villa Martita, prosiguió ayer la tarea de desinsectización que está llevando adelante la Dirección de Protección Ambiental, y que continuó en horas de la tarde en el barrio Inti Hue.
Con estos trabajos se intenta combatir «la invasión de los mosquitos del género culex, caracterizados por tener una capacidad de vuelo de 300 a 400 metros, producen el zumbido característico al volar y causan dolor con su picadura» dijo el director de Protección Ambiental, Jorge Marani, quien agregó que «son típicos de esta condición climática donde estamos saliendo de lluvias recientes y tenemos una temperatura media de 30 grados».
Pero, aclaró Marani, «no son éstos los mosquitos que ocasionan el dengue».
«Los que transmiten zika, dengue y chikungunya son las hembras del mosquito aedes aegypti, que es el mosquito conocido como domiciliario, que tiene un radio de vuelo muy bajo, no emite zumbido su vuelo y no causa dolor al picar. El aedes aegypti es el uno por ciento de los dípteros (mosquitos) que hay en Santa Rosa», añadió el funcionario municipal.

«Patio Limpio».
De todos modos, para combatir su presencia, la ciudad de Santa Rosa lleva adelante el programa «Patio Limpio» del cual todos y todas debemos ser protagonistas porque «con la limpieza y desmalezamiento de patios y eliminando residuos y cacharros con agua estancada, se estará evitando el principal factor para el desarrollo de las larvas del mosquito vector del dengue», dijo Marani, quien insistió que «es clave que el vecino limpie su patio».
Para controlar la proliferación del mosquito, el programa «Patio Limpio» insta a eliminar agua y rellenar huecos de árboles, paredes y letrinas; mantener tapados todos los tanques que contengan agua; cambiar cada tres días el agua de bebederos de animales; mantener limpias y cloradas las piletas de natación; desmalezar los patios y eliminar recipientes inservibles que puedan recolectar agua.