Inicio La Pampa Contra el tarifazo

Contra el tarifazo

Una multitud participó ayer en Santa Rosa de la «Marcha de las Antorchas» para repudiar los desmedidos aumentos de las tarifas. La movilización, convocada por la Multisectorial 21F, contó también con el apoyo de referentes del gremialismo nacional como Pablo Micheli, Dora Martínez y Daniel Catalano. «En La Pampa, las políticas de ajuste se sienten descarnadamente», advirtieron.
Bajo la consigna «No al tarifazo», cientos de personas inundaron el centro santarroseño para expresar su rechazo hacia a la suba de las tarifas. Los manifestantes comenzaron a concentrarse cerca de 20 horas, sobre Avellaneda y 9 de Julio, para luego marchar por las calles santarroseñas.
La jornada de protesta no sólo incluyó a las principales líneas sindicales, políticas y sociales opositoras al Gobierno de Cambiemos y a los referentes del sindicalismo nacional, sino que también sumó a decenas de vecinos y vecinas que ven afectados por las políticas de ajuste impulsadas desde Nación.
La «Marcha de las Antorchas», que de momentos logró reunir a tres cuadras de personas, tuvo su destino final en un escenario que se montó en plena avenida San Martín, frente a la entrada del municipio capitalino. Allí leyeron un fuerte documento, donde dieron cuenta cómo afectó a La Pampa la política de ajuste y austeridad de Nación.
«Hagamos ruido para que el Gobierno de Cambiemos se entere que La Pampa dice ‘no al tarifazo'», afirmaron desde la Multisectorial, acompañados por el clamor de los manifestantes presentes, quien en todo momento hicieron sonar los bombos y entonaron los clásicos cánticos de protesta.

Apoyo.
En esta ocasión, la Multisectorial contó con el apoyo de los sindicalistas Pablo Micheli (CTA Autónoma), Daniel Catalano (ATE-CTA), y dirigentes nacionales de la 21F, Gustavo Vera y Juan «Perita» Longhi, quien reemplazó al gremialista Pablo Moyano que, por el conflicto de los trabajadores de OCA, no logró llegar a Santa Rosa.
Los referentes sociales no sólo marcharon junto al gremialismo local, sino que también subieron al escenario donde emprendieron un crítico discurso sobre la crisis que atraviesa el país y, en todas las alocuciones, remarcaron la «unidad» que se logró en La Pampa para hacer frente al Gobierno Nacional.
«Hay que agradecer a La Pampa por la búsqueda de la unidad, que en eso es un ejemplo. No podemos pelearnos entre nosotros, tenemos un solo enemigo, ese enemigo se llama Mauricio Macri», destacó Longui, quien pidió «luchar por los jubilados» porque este gobierno «les está arrebatando los derechos».
A su turno, Dora Martínez resaltó que la marcha es «una protesta más, donde debemos buscar la unidad» y «reivindicar al pueblo». «Tenemos la obligación ética de defender sus derechos, por eso convocamos a un gran Paro Nacional en marzo en contra del hambre y la destrucción», indicó.
Por su parte Catalano, quien también remarcó la unidad en el movimiento que se logró en la provincia, apuntó contra Cambiemos al afirmar que «la única manera de gobernar que saben es matando de hambre al pueblo».
«Tenemos agenda, tenemos movilización, tenemos pueblo. Sabemos que podemos cambiar el modelo del país este año en las urnas», aseguró el dirigente de ATE, quien solicitó «construir e imponer el relato del pueblo» para lograr dicho objetivo.

Documento.
El documento, el cual fue firmado y consensuado todas las agrupaciones que conforman la 21 F, fue leído por la dirigente del Frente Peronista Barrial Mariela López, donde centró una fuerte crítica hacia las políticas económicas del Gobierno nacional, las cuales «se sienten descarnadamente» en La Pampa, ya que la provincia «no es una isla».
«Cerraron comercios, cientos de despidos, desayunadores y merenderos (…) son testimonios» de este modelo de Cambiemos, se enumeró, al mismo tiempo que se remarcó que dichas políticas «sólo hacen mella en las pequeñas empresas de nuestra región».
El cierre de Calzar fue tomada como ejemplo para graficar la situación que atraviesa nuestra provincia, en general, y Santa Rosa, en particular: «Santa Rosa lloró el emblemático cierre de la fábrica de Calzar» que «dejó a cientos de compañeros» en la calle.
La desocupación que golpea al conglomerado Santa Rosa-Toay también fue un tema que abordó el documento, en donde se remarcó que dicho distrito lideró el último índice de desocupación y que la falta de trabajo se siente en los sectores de la construcción y el comercio. Además, se reiteró «el rechazo a los tarifazos», cuyo aumento «afecta a los sectores más vulnerables» de la población.

Catalano apuntó contra las políticas de Macri
En el marco de la marcha que la multisectorial «21F» realizó anoche en Santa Rosa uno de los atractivos fue la presencia de gremialistas reconocidos a nivel nacional, y uno de ellos es Daniel Catalano, secretario general de ATE Capital y quien en su paso por la ciudad dejó duros conceptos contra las políticas económicas que lleva adelante el gobierno de Mauricio Macri.
«La sociedad ya no da más, ayer (por el miércoles) hubo 200 mil personas en la 9 de Julio reclamando una emergencia alimentaria, por la libertad de expresión porque el gobierno sigue avanzando sobre (el canal) C5N. Estamos en un año electoral, nadie escapa a esa realidad, a esa coyuntura, pero no hay comida. Macri no está haciendo nada para que los argentinos tengamos las cuatro comidas diarias. El pueblo argentino quiere trabajar, quiere comer, quiere educación, quiere salud, quiere paritarias libres», aseveró Catalano en la conferencia de prensa que realizó por la mañana en la sede de la CTA.
El sindicalista encabezó la movilización realizada en la plaza San Martín, junto a Pablo Moyano y Pablo Micheli, y anticipó que desde el sector de trabajadores que representa buscarán unir fuerzas con los otros gremios para realizar un paro general en el mes de abril próximo.
«Vamos a hacer una reunión entre las dos CTA y la CGT con el fin de hacer un paro en el mes de abril para darle un cierre a estas marchas de las antorchas que hacemos en todo el país. La plata no alcanza, hoy ser empleado público, trabajar en una pyme, en una fábrica o en un comercio, no te deja salir de la pobreza. Por eso hay que unirse y mostrar una oposición clara a estas políticas que impulsa el presidente Macri», resaltó Catalano.
En sus declaraciones, el gremialista dejó en claro que la forma de desplazar al actual gobierno es a través de las urnas, del voto popular. «La salida siempre es electoral. Independientemente de lo que el pueblo resuelva en la calle, siempre va a ser electoral. Si los pibes van a la escuela es porque los docentes y los auxiliares hacen que eso suceda. Van todos los días, les cocinan y además estudian. Eso trasladalo a la Anses, a un hospital público, a una frontera», afirmó.

La CGT.
Catalano, en tanto, apuntó contra los líderes de la CGT a nivel nacional y los diferenció de quienes hacen su trabajo en las provincias. «Hay una CGT que ha mirado para el costado y que mira para el costado, pero esa no es la realidad de las provincias ahí todas las CGT forman parte de las marchas contra el noeliberalismo y el ajuste. Hay una CGT combativa en todo el país, la Corriente Federal, el 21F, entre otros, que no son representados por esa dirigencia nacional», advirtió.
Respecto a quién debe ser el o la reemplazante de Macri en la Casa Rosada, el líder sindical apuntó: «Hay que dejarse de joder y ser bien claro. Hay que tener un proyecto nacional y popular que permita recuperar la industria, hay que hacer un nuevo pacto con el sector agropecuario, hay que empezar a discutir con los países aliados como Uruguay, Brasil, Chile Venezuela, China, hay que reconstituir un mercado interno, las economías regionales».

«Un periodismo que es berreta»
Catalano se mostró muy crítico con los medios que «apoyan al liberalismo». Y dijo que «cuando mirás a Eduardo Feinman, sabés que es un servicio de inteligencia, no un periodista. Los Lanata, los Leuco, son un periodismo berreta que todo el tiempo estructura esa lógica. Es descomunal la pauta publicitaria que reciben América, Canal 13 o TN. Van a la Casa de Gobierno donde directamente el presidente les plantea de qué manera transmitir los temas. Pero hoy hay una conciencia colectiva, el pueblo no les cree más».