Inicio La Pampa Contra los agroquímicos: científicos, entre ellos un pampeano, crearon un software que...

Contra los agroquímicos: científicos, entre ellos un pampeano, crearon un software que clasifica bacterias beneficiosas para las plantas

Un científico pampeano integra el equipo de investigadores que creó una herramienta informática libre que permite identificar bacterias beneficiosas para las plantas.

El estudio aporta la utilización de productos biológicos amigables con el medio ambiente que podrían suplantar a los agroquímicos.

Lucas Daurelio es el doctor e investigador pampeano que formó parte del grupo de investigadores argentinos que testeó y diseñó la herramienta bioinformática llamada GeM-Pro.

¿Qué hace esta herramienta?.

Agrupa y predice de forma rápida, sencilla y gratuita qué microorganismos presentan un mayor número de genes con capacidad de promover el crecimiento o de proteger contra patógenos a las plantas.

LA HISTORIA.

Todo empezó hace cuatro años cuando el científico rosarino, Martín Espáriz, aisló una bacteria de desechos de una empresa láctea, la analizó y le dio indicios que tenía aspectos de ser promotora de crecimiento en plantas en condiciones de estrés a desprenderse de los patógenos.

Espáriz, también doctor e investigador del Conicet, se comunicó con Daurelio, especialista en Fisiología Vegetal, y ambos comenzaron a trabajar.

«Secuenciamos el genoma, y al momento de analizarlo, surgió el problema que los programas para hacer esta tarea son parciales, difíciles de utilizar e ineficientes», expresó Daurelio a LA ARENA.

A los científicos se les ocurrió una idea: crear justamente una herramienta informática que clasifique bacterias a partir de un set de genes específicos beneficiosos para los cultivos.

En un estudio, publicado en la revista estadounidense «Applied Microbiology and Biotechnology», el software mostró ser capaz de clasificar más de 780 cepas de bacterias del género Bacillus, en base a la presencia de 184 genes clave que participan en mejorar el crecimiento de las plantas, explicó Daurelio.

CONTRA LOS AGROQUIMICOS.

«Este software es eficiente, rápido y libre, permite clasificar microroganismos que tengan más capacidad de ser promotores de crecimiento, y biocontroladores de patógenos, entre otros: al usar estos microroganismos, por ejemplo, se podrían dejar de utilizar los agroquímicos», expresó Daurelio.

La nueva herramienta informática, que podría utilizarse en cualquier computadora de escritorio, tendría la capacidad de a través de genes asociados a procesos de virulencia de bacterias patógenas en humanos poder identificar nuevos patógenos. Por este motivo, se podría aplicar tanto a la medicina como a la producción agropecuaria.

Espariz, por su parte, destacó que el GeM-Pro «puede ser útil para estudiar bacterias patógenas o identificar bacterias probióticas beneficiosas para la salud que puedan incorporarse en alimentos. De hecho aplicaremos la herramienta para la selección de cepas bacterianas para su uso en la industria de alimentos fermentados como el queso y el vino».

PAMPEANO.

Daurelio tiene 41 años y es oriundo de la localidad pampeana de Trenel. Estudió la Licenciatura en Biotecnología en la Universidad Nacional de Rosario y el doctorado en Ciencias Biológicas en el Instituto de Biología Molecular de Rosario (IBR Conicet) con beca del Conicet.

Es investigador del Conicet desde el 2011 a la fecha.

Actualmente, y desde hace dos años y medio, es docente e investigador en el Laboratorio de Investigaciones en Fisiología y Biología Molecular Vegetal (LiFiBVe) Cátedra de Fisiología Vegetal de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional del Litoral, en Esperanza, Santa Fe. Y su formación abarca el estudio de respuesta de las defensa de las plantas especialmente los cítricos.

Del estudio también participaron María Dolores Pizarro, becaria posdoctoral del Conicet en el Laboratorio de Investigaciones en Fisiología y Biología Molecular Vegetal (LiFiBVe), Mariano Torres Manno, becario del Conicet en la facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas de la Universidad Nacional de Rosario y el IBR-Conicet, Marcos Prunello, de la UNR y Cristian Magni, de la UNR y del IBR – Conicet.

FOTO: EL INVESTIGADOR PAMPEANO, LUCAS DAURELIO, Y LA DOCTORA MARIA DOLORES PIZARRO.