Contrapunto en el SEM por cambios en las guardias

Tres médicos del Servicio de Emergencias Médicas, dependiente del Ministerio de Salud, acusaron al responsable del área de persecución y abuso de autoridad por cambiarles sus horarios de trabajo en forma inconsulta. Otros médicos de la misma repartición salieron en defensa del acusado y afirmaron que la imputación es injustificada y que fueron ellos quienes, en la gestión anterior, ejercieron persecuciones y amenazas. Destacaron que tras el cambio de autoridades, la situación ha mejorado notablemente y advirtieron que detrás de esta queja hay quienes están buscando réditos políticos.
El día jueves, los médicos Patricia Brum, Alejandra B. Martínez y Alejandro Rinaldi hicieron llegar una carta al subsecretario de Salud, Gustavo Vera, en la que le plantearon “nuestra disconformidad ante la insistencia por parte del jefe del SEM, doctor Sebatián Bricchi, de cambiarnos de día de guardia”. Esa modificación de la jornada laboral, “injustificada en todo sentido”, aseguraron, “no es más que un acto de persecución, abuso de autoridad y gravosa para los antes en cuestión”.
“Dichos cambios desestructuran nuestra organización familiar y laboral individual por capricho, desoyendo nuestra negativa e imponiendo una reasignación de día de guardia que no es necesaria ni solicitada por los abajo firmantes, y sin una fundamentación apropiada, ya que la guardia de los días jueves se viene cubriendo y cumpliendo de manera apropiada y no hay a la fecha situación conflictiva o sumario administrativo que justifique tal decisión, incurriendo en una falta administrativa”, según artículo 45 de la ley 643, indicaron los profesionales.
“Desde hace más de 16 años, el doctor Rinaldi Alejandro realiza guardias los días jueves, al igual que la doctora Brum, hace 14 años en dicho día y 19 en el Servicio, junto con la doctora Martínez, quien se suma hace 8 años al equipo, siendo esto un derecho adquirido”, afirmaron.
El pedido de los profesionales al subsecretario Vera fue “su pronta intervención a fin de subsanar dicha situación y poder realizar nuestra tarea profesional como se venía haciendo hasta ahora”.

Respuesta.
Ayer por la mañana, los médicos Claudio Acosta, Sebastián Bricchi, Carlos Ramallo, Javier Festa, Pablo Dominici y Emilio Pablo, convocaron a una conferencia de prensa en la que respondieron las imputaciones de Brum, Rinaldi y Martínez.
“Hoy en el Servicio está ocurriendo una mejora en todo sentido, en la convivencia, el respeto, en lo técnico, en capacitaciones, en infraestructura”, sostuvo Claudio Acosta. “Llama la atención que compañeros de trabajo que tienen antecedentes como funcionarios y que hicieron todo lo contrario a lo que hoy estamos haciendo como equipo de salud, estén embarrando la cancha de esta manera, son acusaciones crueles”, acotó. “Acusar a acusar a un compañero de que hace amenazas tiene dos caras: una es la mentira y la otra querer ensuciar el trabajo que se viene haciendo colectivamente”.
Acosta explicó que las modificaciones que se hicieron en el organigrama de las guardias fueron consensuadas con todos los médicos que integran el SEM. “Hubo dos personas que no estuvieron en esa reunión. Una de ellas es la que hoy sale a decir que no sabe de estas modificaciones y es la que solicitó la reunión, que ese día no estuvo presente porque sacó carpeta médica”, sostuvo Acosta identificando con nombre y apellido a esa persona: la doctora Patricia Brum. El otro firmante de la nota, Alejandro Rinaldi, tampoco concurrió a la reunión “porque estaba haciendo trámites personales”, disparó.
“Todos estaban enterados de la reunión, esto no es un capricho de nadie; se tocaron (modificaron) todos los días, no solo los jueves, como dicen ellos. Tiene que ver con reestructurar el Servicio, con las necesidades del Servicio y en función de los tiempos personales de cada uno. Esta reestructuración fue consensuada, firmada en un libro de actas, porque sabíamos que esto podía ocurrir”, contó.
Acosta aseguró que una de las personas que firmó la nota presentada a Vera estuvo presente en la reunión y firmó el acta en conformidad con la reestructuración. “Entonces, esto nos molesta y salimos a hablar porque es una macana que pase entre compañeros. Pero no estamos hablando de cualquier compañero, estamos hablando de compañeros que tuvieron funciones previas, que nosotros sí sabemos lo que es la persecución, la amenaza, el apriete, la mentira. Esto está denunciado en la Fiscalía”, precisó.
Acosta manifestó que “alguien trata, a través de Brum y Rinaldi, de utilizar esto políticamente. Nosotros no queremos formar parte de disputas que haya en otros lados y esto nos suena a que viene por otro lado. Queremos abroquelarnos en el Servicio y expresar, a las autoridades de Salud y a la sociedad, que en el Servicio se está trabajando de una manera que ha mejorado mucho, en cuanto a la gestión anterior. Alguien está, a través de esta dos personas, tratando de utilizar esto políticamente, es nuestra interpretación y queremos despegarnos de esa cuestión”, cerró.