Inicio La Pampa Contratados a planta permanente

Contratados a planta permanente

ALONSO ANUNCIO LA INCORPORACION DE 300 TRABAJADORES

(General Pico) – El municipio de General Pico pasará a planta permanente a más de trescientos trabajadores que están contratados desde hace tiempo, confirmó la jefa comunal Fernanda Alonso. La incorporación de los trabajadores se hará de manera progresiva durante el transcurso de los meses, y se espera que para finales de año se haya logrado el traspaso total. Esto se hará una vez que se apruebe el nuevo Estatuto del Empleado Municipal, que incluirá la modificación de algunos puntos, respecto al actual, que rige desde hace más de 35 años.
La intendenta Alonso, desde Santiago de Chile, donde participa del lanzamiento de la Red Latinoamericana de Líderes Convergencia para la Acción, confirmó que trabaja en la regulación de la situación de los empleados municipales bajo contrato desde hace varios años. Según precisó, se trata de 302 trabajadores, de los cuales 287 se desempeñan en diferentes áreas del municipio, y los 15 restantes, lo hacen en el ámbito del Concejo Deliberante de General Pico.
También destacó la jefa comunal, que «progresivamente pasarán a ser empleados de planta permanente en el transcurso del año 2020».
Alonso agregó «que en el día de mañana (por hoy) concluirán las reuniones que se vienen manteniendo con los empleados que revistan carácter de contratos con aportes» y que luego de «lograr las modificaciones del Estatuto vigente, los empleados pasarán a planta permanente de manera progresiva en su totalidad, antes que finalice el año».

Estatuto.
El sector de los trabajadores contratados, que será beneficiado con esta medida de la intendenta, sobre mediados del mes de noviembre pasado, paralizó las actividades del Corralón Municipal, luego que el Ejecutivo enviara al Concejo Deliberante el proyecto del nuevo Estatuto, en el que proponía que las recategorizaciones, que en el actual modelo se dan cada dos años y de manera automática, se dieran cada tres y por concurso. Esto no alcanzaba a los actuales trabajadores de planta permanente, pero sí a los contratados con aportes, que serían incorporados en el futuro.
Por ello fue uno de los puntos más resistidos, y culparon a los gremios que tienen injerencia en la comuna (ATE, SOEM y UPCN), de no haberlos consultados sobre las modificaciones discutidas y consensuadas con el por entonces intendente Juan José Rainone. Fueron los mismos referentes gremiales, quienes asumieron el «error» de no consultar e informar sobre el tema, a través de una asamblea.
Durante la mañana del 15 de noviembre, el intendente Rainone fue al lugar de la protesta y se comprometió a retirar el proyecto del Concejo, tras considerar que «hubo desinteligencias entre los gremios con sus bases». En esa reunión los trabajadores exigieron a los gremios que pidieran «la devolución del expediente al Ejecutivo Municipal», y al bloque del PJ, que se firmara el compromiso de «darle tratamiento en comisión interna, y hacer devolución del expediente».
El conflicto generó una tirantez entre los trabajadores y los sus representantes, dado que los Gremios no hicieron las asambleas para informar sobre los puntos que se modificaban. Dos semanas más tarde, el Concejo devolvió el expediente del Estatuto al Ejecutivo.