Cooperativas adeudan $ 250 millones

SE AGRAVA LA DELICADA SITUACIÓN DE ENTIDADES SOLIDARIAS PAMPEANAS

Subas de tarifas, insumos dolarizados, paritarias, alta morosidad y un techo de precios que fija APE en el Valor Agregado de Distribución (VAD), que no permite trasladarlo a tarifas, ubicaron a las cooperativas eléctricas en una difícil situación financiera.
Juan José Reyes
Las 28 cooperativas eléctricas que brindan servicios a los pampeanos están contra las cuerdas. Las deudas llegan al 16% de la recaudación por venta de energía: 250 de 1.536 millones de pesos. Según informe oficial hay 9 al día en el pago de tarifas, 10 con pagos parciales y 9 con varios períodos vencidos.
A pesar de no estar invirtiendo casi nada en infraestructura eléctrica, las cooperativas que se encuentran al día son sólo nueve: la CPE de Santa Rosa; Colonia Barón; Caleufú; Alpachiri; San Martín; Jacinto Aráuz; Quemú Quemú; Realicó y Trenel.
Las que tienen pagos parciales pero con deudas son La Adela; Bernasconi; Macachín; Bernardo Larroude; Arata; Rolón; la Cospec de Eduardo Castex; Guatrache; Ingeniero Luiggi y Cosería de Intendente Alvear. Las mayores deudoras, además de Coospu y Cevic, que en conjunto superan los $140 millones de deudas actuales y antiguas, le siguen Miguel Riglos; Rancul; Villa Mirasol; Winifreda; Doblas; la Cosega de General Acha, más allá que el Consejo de Administración dijo el mes pasado que están al día y como se explicó, Corpico con casi tres períodos impagos.

Composición.

Desde la asunción del presidente Mauricio Macri y el inicio del rebalanceo tarifario, La Pampa empezó a pagar un precio único por compras al mercado mayorista eléctrico (MME) pero, además, se le cortaron los subsidios para obras de infraestructura.
Las redes de distribución solidarias conforman un monopolio natural y son los organismos de regulación de cada jurisdicción (aquí la APE) la que fiscaliza los costos y autorizan, o no, la recomposición tarifaria. Aquella tienen dos componentes: primero el precio de la energía erogado en el mercado mayorista (hoy igual en todo el país) y que cubre los valores de generación y en segundo lugar las redes locales (capital más costos de operación y tareas de mantenimiento).
Del 100% de la tarifa de electricidad que paga cada pampeano, el 43,3% va al pago de energía al MEM; 44,48% al VAD de Fepamco; 8,61% al VAD de la APE; 2,3% transporte al MEM y 1,18% es un gasto adicional por la distribución energética en Realicó.

Por las nubes.

La deudas globales siguen creciendo y las arcas cooperativas no alcanzan para cubrir los más de 250 millones de deuda. Más allá de la discusión con Corpico por su techo de endeudamiento, según admitió su tesorero Miguel Bogetti es de $ 45 millones y no $ 60 como dice APE (creen que incorpora julio que se paga entre 7 y 8 de agosto próximo), la situación en el organismo es delicada.
La enorme envergadura de la cooperativa más grande del norte provincial y la morosidad existente asusta. Aquella paga mensualmente $26 millones y su deuda es de al menos de dos períodos (APE dice que son casi tres). Mientras el Ministerio de Obras y Servicios Públicos provincial, a través de la APE, no se siente a negociar con Fepamco el VAD, las cooperativas no saldrán de este brutal embrollo de suba de costos.
O se suben tarifas o se subsidia, no hay otra manera, pero el ajuste que viene desde Nación lo hace imposible. Los márgenes cooperativos cada vez se angostan más como para afrontar gastos operativos superlativos con tarifas que no llegar a cubrir los gastos operativos de la distribución.