Corpico: crecieron los planes de pago

CADA VEZ HAY MAS PIQUENSES QUE TIENEN SERIAS DIFICULTADES PARA PAGAR LA FACTURA DE LA LUZ

En el último año la cooperativa piquense pasó de tener 400 a 680 planes de pago. Además bajó de manera sensible el porcentaje de asociados que paga la boleta antes del primer vencimiento y se duplicó el número de vecinos que están casi en situación de corte.
GENERAL PICO – Desde la Cooperativa Regional de Electricidad de esta ciudad (Corpico) advirtieron que ante las dificultades que tiene el asociado para pagar la factura de la luz, crecieron de manera considerable los planes de pago que se ofrecen a modo de paliativo. También aumentaron los casos críticos de “morosidad crónica” y se duplicó el porcentaje de vecinos que está al borde del corte del servicio eléctrico.
Los dirigentes cooperativistas Horacio Arrizabalaga y Miguel Prieto, dieron cuenta de la merma en el pago de la factura que generaron los últimos incrementos tarifarios.
“La situación social, producto de este desmesurado aumento de tarifas, tiende a complejizarse, y desde la cooperativa tratamos de buscar un paliativo. En la actualidad pasamos de 400 a 680 planes de pago. Esto significa que la gente en algún momento no podía pagar y para que pudiera mantener el servicio se le hizo un plan de pago y se le cargó en su factura mensual”, indicó Prieto.
“Esto es solo un paliativo porque en algún momento lo va a tener que afrontar, pero en ese contexto la solución momentánea que brinda la Cooperativa al asociado, lo ayuda para que pueda mantener el servicio. También en algunos casos que son de mayor complejidad, los trabajamos con la delegación de la Zona Norte del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, y en otros casos con la Secretaría de Desarrollo Social local. Tratamos de articular con ellos para buscar algún tipo de solución a esos casos puntuales”, señaló.
“El último aumento de tarifas, sumado al mayor consumo del verano, pegó directamente en el bolsillo de la gente, y si le sumamos que los salarios no acompañaron en el mismo porcentaje, eso se hizo como una bola de nieve que el asociado no lo pudo pagar y no le quedó otra alternativa que acudir a un plan de pago que es solo un paliativo, porque en algún momento hay que pagarlo”, agregó el cooperativista.

Situación de corte.
A su vez el síndico de la Corpico refirió que también se ofrecen otras formas de pago, como la posibilidad de hacer entregar parciales del monto de factura, y que también en esta modalidad se redujeron los pagos, dado que se cae en una “morosidad crónica”.
“La cooperativa también brinda un sistema de pago para el que no puede pagar la factura completa, y es el de ir haciendo entregas parciales, pero vemos que hay gente que a medida que avanzamos en el año, pasa de ese sistema a una morosidad más crónica, que es donde tiene que intervenir Desarrollo Social para evitar que la gente se quede sin un servicio básico”, señaló.
Las dificultades en el pago se ven también reflejadas en el crecimiento del número de asociados que quedó al límite del corte del servicio eléctrico. “Hay cerca de 6.000 asociados que estarían en situación de corte, es decir el 20 por ciento, lo cual es bastante importante. Eso quiere decir que están debiendo dos facturas y a punto de que venza la tercera, en ese momento es cuando estarían en situación de corte por morosidad”, dijo.
Esta cifra duplica el porcentaje histórico de asociados que llegan a esta morosidad, que siempre ha sido entre el 8 y el 10 por ciento.

Vencimiento de pago.
De la lectura que se hace desde la cooperativa a la situación actual, Arrizabalaga destacó que también bajó de forma considerable el porcentaje de vecinos que cancela el pago de la factura antes del primer vencimiento.
“También vemos que han variado las cancelaciones en el primer vencimiento, que es indicador de la disponibilidad de recursos inmediatos. Antes era un 60 por ciento de cancelación al primer vencimiento de la factura y hoy estamos en un 40 por ciento. También tenemos un Fondo Solidario que es un sistema que creó la Corpico hace unos años atrás y que lo integran instituciones del medio como el Asilo de Ancianos, la cooperadora del hospital, la asociación de ayuda a pacientes con Parkinson”, explicó.
“Con ese fondo asistimos casos más extremos donde no hay solución posible y se hace un convenio con ese asociado para que no deje tener el servicio y mediante recursos que tiene ese fondo, se le paga por un período de seis meses previo a un análisis y estudio del caso. Ahí también vemos el aumento de la demanda, de gente que llega a requerir la asistencia del fondo. Hace un año y medio atrás no era así, vemos que el fondo que se creó con un espíritu solidario, hoy va cobrando mucha demanda”, agregó el consejero.