Inicio La Pampa Corrían picadas y fueron detenidos

Corrían picadas y fueron detenidos

EDUARDO CASTEX: HUYERON DE LA POLICA, EL AUTO SE LES INCENDIO Y AGREDIERON A UN EFECTIVO

La Policía de Eduardo Castex este domingo a la mañana protagonizó una extensa persecución a un automovilista que realizaba maniobras peligrosas en la zona céntrica, y logró evadir a los móviles de la comisaría hasta que se recalentó el motor y se incendió el vehículo. Finalmente fue detenido con un acompañante.
El conductor, en el alcotest arrojó 2,23 gramos de alcohol en sangre cuando fue detenido, un porcentaje muy por encima del 0,5 permitido por la legislación vigente. Los dos muchachos cuando fueron apresados, se resistieron y uno le aplicó una patada «en la boca» a un agente
policial. El tercer involucrado logró fugarse cuando el rodado quedó varado por el inicio de las llamas que se apoderaron del motor en la zona suroeste de Eduardo Castex.
El procedimiento policial comenzó a las 6.20. Los móviles policiales patrullaban la zona urbana. Un llamado telefónico alertó que un auto Ford Escort se encontraba realizando maniobras peligrosas, desplazándose a alta velocidad alrededor de la plaza General San Martín. «En esos giros a alta velocidad casi atropellan a dos jóvenes, porque muchos vecinos concurren a esa hora a la panchera que hay en la plaza donde compran alimentos y bebidas», explicaron voceros uniformados.

Se fugaron.
Cuando uno de los patrulleros intentó frenar la marcha del conductor, éste se fugó por diagonal 9 de Julio hacia el sector oeste. El móvil lo siguió hasta la última calle del Barrio La Parquetera, y cuando lograron alcanzar el vehículo, nuevamente inició una fuga hacia la zona céntrica.
Cuando la patrulla logró «ponerse al lado» para frenar la marcha del vehículo, se bajaron dos agentes policiales, y el conductor golpeó con el paragolpes delantero la pierna de un policía. E imprevistamente salió marcha atrás con alta velocidad, recorrió algunos metros para llegar a la esquina y girar hacia el sector suroeste.
«El móvil policial inició nuevamente el seguimiento hacia el sector suroeste, y después de varias maniobras peligrosas en distintas calles, quedó varado en una esquina porque en el raid recalentaron el motor y el rodado sufrió un principio de incendio», agregaron.

Agresión a policía.
Cuando quedaron varados, la policía finalmente aprehendió a dos jóvenes, porque el tercero se logró fugar «en forma pedestre». Uno de los demorados «se resistió a la detención y le aplicó una patada en la boca a un agente policial y le provocó una lesión», señalaron.
Paralelamente convocaron a los bomberos voluntarios, pero cuando arribaron las llamas ya habían afectado la parte del motor y el sistema eléctrico ubicado en la parte delantera.
Los dos detenidos fueron trasladados a la comisaría local. El conductor fue sometido al control de alcoholemia, que le arrojó un resultado muy elevado; e incluso en el interior del rodado había «latitas de cervezas sin terminar».
Los detenidos quedaron involucrados en causas judiciales caratuladas «Maniobras peligrosas, maniobras de aceleración y atentar contra la seguridad ciudadana», y la otra por «Atentado, resistencia y lesiones a la autoridad».