Inicio La Pampa Cortarán el riego dos meses antes

Cortarán el riego dos meses antes

CORFO DEBE TOMAR MEDIDAS AUN MAS EXTREMAS POR LA CRISIS HIDRICA

Ante la crisis hídrica en la cuenca del río Colorado, la zona bajo riego del sur bonaerense se ha visto obligada a tomar medidas drásticas para garantizar la dotación de agua a los productores. La más extrema es cortar la entrega de agua el 22 de marzo, es decir, dos meses antes de lo habitual. Corfo también quiere que las nuevas autoridades provinciales le restituyan los fondos que le quitó la gestión de María Eugenia Vidal.
La novedad fue publicada ayer por el diario La Nueva, quien advirtió que la medida «puede quedar totalmente inútil» si durante el invierno no nieva en la zona cordillerana donde están las nacientes del río.
«La crisis que atraviesa actualmente la zona de riego del Valle Bonaerense del río Colorado parece haber llegado a un punto por demás crítico: por la falta de agua no solamente se ha sembrado prácticamente la mitad de la superficie que se implantaba en otras oportunidades, sino que este año el corte en el riego se producirá casi dos meses antes que en otras ocasiones», informó La Nueva.
La medida tiene un objetivo por demás claro: ahorrar agua de cara a la temporada de riego 2020-2021. De por sí, para esta campaña se preveía una disminución en los caudales que se iban a erogar desde el embalse Casa de Piedra, pero el escaso nivel del dique, producto de las pobres nevadas en las altas cumbres de la Cordillera de los Andes, provocó que la caída fuese mayor a la esperada.

Más crisis.
Ante ese escenario, la Corporación de Fomento del Valle Bonaerense del río Colorado (Corfo) y las intendencias de riego consensuaron un adelanto en la fecha del corte de riego. Será el 22 de marzo, cuando en otras oportunidades se esperaba hasta principios de mayo para hacerlo.
«Esto provoca una crisis económica, productiva y social más grave aún», lamentó el administrador de Corfo, León Somenson.
Otra de las cuestiones que también se verán afectadas serán las obras que normalmente se llevan a cabo en estos períodos, que tienen que ver con el mantenimiento del sistema de riego y los canales. Por ahora, desde Corfo no se anuncia cual será el plan de trabajo para esos meses y sus autoridades se muestran más preocupadas por el dinero que girará la Provincia para su realización.
El año pasado, el gobierno de María Eugenia Vidal ya había disminuido en 7 millones de pesos los fondos que normalmente se afectan al funcionamiento del ente. Históricamente la Provincia solventó el 30 por ciento de los gastos de la Corporación, porcentaje que disminuyó al 18 por ciento con aquella quita.
«El faltante se solucionó con el aumento del canon de riego, una medida que no dejó conforme a nadie», recordó La Nueva. «Por eso, desde la entidad se está gestionando que en el presupuesto de este año ese porcentaje se restablezca».
Para ello habrá que esperar a que se presente el nuevo proyecto de Presupuesto de la Provincia de Buenos Aires. «Tendremos que estar presentes en la negociación para que los fondos destinados a Corfo sean acordes a lo que necesitamos, y que no pase lo mismo que ocurrió en la gestión anterior. Queremos volver a ese porcentaje histórico», resaltó Somenson.

Gestiones.
Para ello, las autoridades de Corfo ya comenzaron con las gestiones ante el ministerio de Desarrollo Agrario bonaerense. La semana pasada, durante la visita de su jefe de Gabinete, Jonatan Sánchez, y del director de Innovación Productiva, Edgardo Grunfeld, a quienes también se les se presentó un informe sobre la crisis hídrica y la disminución de caudales y superficie en la zona de riego.
«Pedimos el apoyo del ministerio para paliar esta situación, con créditos a productores y consorcios de riego, para ser más eficientes y ejecutar obras de revestimiento y hacer reservorios de agua, hasta alcanzar los caudales históricos», explicó.
En los próximos días, Corfo llevará a cabo una serie de reuniones informativas con productores en las distintas localidades que forman parte del Valle Bonaerense del río Colorado, para ponerlos al tanto de la crítica situación, de las decisiones que se tomarán y evacuar todas sus dudas.

Bajo nivel del Colorado en Neuquén.
La obra Portezuelo del Viento, que pretende manejar los caudales del río Colorado, sigue generando polémica en la región. Mendoza está a la espera del segundo desembolso por parte Nación para avanzar con la licitación y obras complementarias, mientras que aguas abajo, precisamente en la localidad de Rincón de los Sauces, provincia de Neuquén, el caudal que discurre actualmente en el río genera preocupación en los habitantes del lugar.
Un cronista de un medio informativo local recogió una imagen en uno de los brazos del río y, para sorpresa propia y de los internautas que vieron la fotografía en las redes sociales, se observa que el nivel del pelo de agua no supera los veinte centímetros.
La imagen subida por Damián Copponi, periodista de la radio Estación Urbana de Rincón de los Sauces, es elocuente y por de más preocupante. En ella se ve un brazo del río Colorado y dos troncos secos que han sido arrastrados por la corriente, casi al descubierto, evidenciando el bajo nivel de agua que se percibe a simple vista y que no excede los veinte centímetros de profundidad en ese sector.
Si bien es un brazo del río y no el Colorado en si mismo, muestra a las claras la situación de escasez hídrica que es real, palpable y concreta.
En la provincia de La Pampa, el ejemplo más claro está en el dique Casa de Piedra. La crisis hídrica que afecta desde hace 13 años la cuenca el Río Colorado fruto de bajas precipitaciones níveas, está provocando que las reservas del embalse Casa de Piedra se agoten progresivamente.
Numerosos comentarios acompañaron la fotografía una vez publicada, exhortando al gobierno provincial y a los órganos de control que asuman una postura clara respecto a la construcción de la represa, ya que de llevarse a cabo comprometerá seriamente el caudal del río.