Inicio La Pampa Cortarán el río Atuel por más de cien días

Cortarán el río Atuel por más de cien días

BAJO NIVEL EN EMBALSES

El corte del escurrimiento del río Atuel que decidió el Departamento General de Irrigación de Mendoza será el más largo en mucho tiempo ya que se extenderá durante 109 días. Esto porque el nivel de los embalses mendocinos se encuentra muy bajo y necesitan acumular agua para la próxima temporada de riego, a partir de la primavera. El cupo que corresponde a La Pampa obviamente que no ha sido tenido en cuenta en la planificación que hizo el DGI.
La información fue divulgada ayer por el periódico Diario San Rafael y dice que según el cronograma, la corta del Atuel se extenderá desde el 26 de abril hasta el próximo 15 de agosto. «En total son 109 días sin agua corriendo por los canales. Hay que tener en cuenta que los diques de la cuenca se encuentran al 58% de su capacidad», afirmó el diario. El corte se produce en el dique Valle Grande, que es el que concentra el agua que hubiera llegado hasta La Pampa se haber continuado por el cauce.
En lo que respecta al río Diamante, en total el plazo de la corta será de 91 días, detalló DSR. La interrupción comenzó el 15 de mayo y se extenderá hasta el 15 de agosto, cuando se espera que el agua empiece a fluir nuevamente por los canales.
Una situación similar se da en la zona del río Mendoza, con una corta de 90 días que arrancó el 17 de mayo y se extiende hasta el 17 de agosto.
En la cuenca del río Tunuyán Inferior, la corta arrancó el 18 de mayo y el agua retornará el próximo 10 de agosto, mientras que el Tunuyán Superior tiene cortes escalonados por sección. Finalmente el río Malargüe tendrá solo un mes y medio de corta, del 15 de junio hasta el 26 de julio.
Durante los períodos de corta se realizarán obras de conservación, mantenimiento y limpieza en los diques de cabecera y derivados internos de la red primaria de distribución. Las inspecciones de cauce, en tanto, se ocupan de la limpieza anual de cauces de la red secundaria, terciaria y desagües.
Mientras dura la corta general de agua, la entrega de dotaciones a plantas potabilizadoras e industriales no sufre modificación alguna.