Inicio La Pampa Covid-19: las financieras juegan con la angustia de sus clientes

Covid-19: las financieras juegan con la angustia de sus clientes

SE PREPARA UN AMPARO COLECTIVO CONTRA ABUSOS

Algunas entidades financieras que tienen actividad en nuestra provincia no saben de pandemias ni tiempos de crisis. Así se desprende de la angustia que experimentan algunos de sus «clientes» -cuando no víctimas- al recibir por estas horas «apretadas» telefónicas desde remotos lugares reclamándoles el cobro de cuotas. Incluso a aquellos que hasta hoy se encuentran al día con sus créditos.
Algunos estudios de abogados -que trabajan on line- han sido consultados por personas que expresaron inquietud -cuando no temor-, porque una voz con tono centroamericano desde un call center les requiere que abonen sus cuotas en término. Y es más, muchas veces no se trata de personas que llaman, sino directamente máquinas programadas para eso, a las que obviamente no es posible pedirle ninguna información, o requerir explicación alguna.
Al estar las entidades financieras cerradas por la cuarentena, les solicitan a los clientes que efectúen los depósitos utilizando la banca electrónica, modalidad que muchos vecinos -algunos de condición muy humilde- desconocen completamente.
Un jubilado contó que él, apenas cobra su beneficio «se cruza» desde el Banco de La Pampa -donde lo percibe- a la financiera que le hizo un préstamo por unos pocos miles de pesos, por los que por supuesto se le hace pagar 5 ó 6 veces más. El hombre, en su desesperación, no sabe a quién acudir en procura de ayuda.

Marcada indefensión.
Muchos como él están totalmente desprotegidos ante la situación porque no hay estamento alguno que pueda asistirlos frente al atropello. Así queda claro que mucha gente queda fuera de la defensa gratuita -hoy saturada y trabajando de manera parcial, on line-, porque incluso los organismos oficiales se encuentran cerrados ante las presentes circunstancias.
El panorama actual muestra que se agudiza la indefensión de las personas frente a los abusos de los inescrupulosos que no tienen consideración alguna. A esas financieras que cobran intereses usureros no hay pandemia que les ponga un freno, al menos por ahora.

¿Y la ley?
Ayer, el diputado Espartaco Marín, consultado por LA ARENA, recordó que el 11 de noviembre de 2017 se sancionó una ley de Regulación de Entidades de Crédito para Consumo no legisladas por la Ley de Entidades Financieras. «Esa norma se promulgó e incluso está reglamentada y lista para ser aplicada por la Oficina de Defensa del Consumidor», indicó.
Recordó también que se quiso avanzar y concretar una normativa para imponer un «tope de tasa» que eliminara los intereses usurarios que imponen las financieras. Marín explicó que «es un tema que trasciende lo ideológico, ya que se trata de una problemática que tenemos en la provincia».

Tope de tasa.
Mencionó que La Pampa «es pionera en la legislación genérica que regula a las financieras y también pretendíamos serlo en una norma más específica sobre tope de tasas, donde La Pampa impusiera sus condiciones a las financieras que quieran instalarse y cobrar intereses usurarios, aprovechándose de la situación socio económica vulnerable que existe».
En este punto el diputado del Frejupa recordó que una advertencia del Superior Tribunal, acerca de que si se impulsaba una ley provincial podría haber sido tachada de inconstitucional, hizo cambiar de idea y pensar en un proyecto de resolución para instar a los legisladores nacionales que avancen con una normativa en ese sentido.

Un máximo del 15%.
La iniciativa, de la que también había tomado parte el socialista Luis Solana, pretendía imponer un máximo del 15 por ciento a los préstamos sobre el interés oficial que cobra el Banco de La Pampa. «Hubiera sido una herramienta más que interesante para que los fiscales pampeanos determinaran la usura en los casos que fueran judicializados.».
En concreto querían que cualquier exceso fuera considerado usura, y también expresaban que «ninguna persona física o jurídica debiera cobrar en la provincia de La Pampa, por el servicio de préstamos de dinero, una tasa mayor que la indicada, denominada Costo Financiero Total».

El Colegio de Abogados.
Espartaco Marín señaló que antes de la pandemia se habían entrevistado con el Colegio de Abogados -con el presidente Pablo Rodríguez Salto- «para avanzar en un amparo colectivo contra los abusos, y defender a los pampeanos de las financieras usureras. No perdemos de vista este tema», aseguró.