Inicio La Pampa CPE: denuncia iría a la Justicia

CPE: denuncia iría a la Justicia

JEFE DE LA PLANTA DE GAS ACUSADO DE ACOSO

Al menos un par de situaciones de presunto abuso laboral -en los dos casos-, pero también de acoso sexual en uno de ellos, puso como posible responsable de actitudes condenables a Darío Quaglia, jefe de la planta de gas de la CPE Santa Rosa. En razón de esas cuestiones, el jerárquico quedó apartado de sus funciones y tomó una licencia de 30 días.
En tanto desde la entidad solidaria se aseguró que se dispuso la sustanciación de un sumario, y que se activaron los mecanismos para avanzar en un protocolo de actuación para este tipo de contextos.
Una entrevista realizada por Radio Nacional, dio cuenta de la versión de una mujer -Norma Ruiz-, quien expresó que fue acosada laboralmente por Quaglia, a la sazón su jefe, «con palabras o piropos subidos de tono», siempre manifestados cuando ambos estaban solos.
Ruiz agregó que trabajó en la planta de gas contratada por seis meses, y que cuando llegó el momento de la renovación le dijeron que no iba a continuar. Ayer el presidente del Consejo de Administración de la CPE Santa Rosa, Alfredo Carrascal, le dijo a este diario que la baja había sido dada en función de que la empleada «no había cumplido con las expectativas».
La mujer -en diálogo con un cronista de Radio Nacional- sostuvo que «constantemente» Quaglia -quien en algún momento fue secretario del Consejo de la CPE- le recordaba que estaba «a prueba», y que dependía de él que continuara o no.
«Esta persona (Quaglia) estaba siempre acercándose, diciéndome cosas pasadas de tono y siempre a puertas cerradas. Con el tiempo cuando empecé a conocerlo y ver cómo actuaba con otras personas vi que tomaba represalias con quienes le hacían algún cuestionamiento. Por eso no le decía nada…», señaló.

«Ni silla me daban».
Norma Ruiz indicó que no tenía un lugar físico para trabajar, que «a veces» usaba el escritorio del propio jefe de la planta, pero que en un momento dado no tenía «ni silla», por lo que mucho tiempo lo pasaba parada al lado de un calefactor.
«Ni lápiz tenía», graficó, en tanto agregó que cuando quería prestarle ayuda a sus compañeros el mismo Quaglia le decía que no tenía que hacerlo y que era su empleada.
Fue trabajadora de la planta de gas por 6 meses, hasta que no le renovaron el contrato. «Los últimos meses no me dejaba pisar la planta de gas. No hice la denuncia… quise hablar varias veces con (Alfredo) Carrascal, pero me mandaba a decir que no lo hiciera. Me pedía que haga bien las cosas, que me fuera bien de la cooperativa».
Cabe señalar que en torno a este tema también tomó intervención el Sindicato de Petroleros con sede en Bahía Blanca.

«Hay cinismo».
Ayer, Nahuel Lino, dirigente de Luz y Fuerza La Pampa, sostuvo que en su momento desde el sindicato -lo hizo acompañada por la abogada Carina Salvay- hablaron con «Pancho» Bataglia (Jefe de Recursos Hídricos) y con Javier Rojas (gerente contable), y que los directivos le dijeron que Ruiz «no era buena empleada. Pero no fue el único caso, porque otra chica que trabajaba en el sector ventas (artículos del hogar) también se quejó, y terminó siendo trasladada».
«A Norma directamente la dejaron afuera… Los últimos meses directamente no la dejaban concurrir a trabajar, pero igual le pagaban el sueldo… es cínico lo que este Consejo hizo», opinó el dirigente gremial. Apuntó que en su momento no avanzaron con la cuestión porque la mujer «no quiso exponerse», pero ahora que se vuelve a poner sobre el tapete «es probable que vayamos a la Justicia».
Señaló que en cualquier ámbito «puede haber gente que se maneja como acosador sexual, o laboral, lo preocupante es que se proteja a quien actúa maltratando a las personas».

Otro caso.
Lino también le acercó a LA ARENA el tema de otro trabajador que ya no trabaja en la CPE. En una nota del gremio -de fecha 24 de enero de 2019- dirigida a Carrascal, se le hace saber que «un compañero del sector Maestranza» era «víctima de constante hostigamiento por parte de su jefe Martínez. Su derecho a decidir sobre su condición sexual ha disparado presiones, maltrato, discriminaciones y hostigamiento con amenazas de cesantía, absolutamente injustificadas y de carácter aberrante».

Jefe «misógino».
Lino expresó que el trabajador se desempeñaba en limpieza, y que el jefe se manifestó como «misógino total, y sobre todo maltratador. Le dijo al empleado que lo iba a echar, y así fue, terminó afuera: se le terminó el contrato y lo echaron. Pero así es como tapan estos casos», expresó.
Al parecer Norma Ruiz está decidida -luego que regrese de un corto viaje- a formular la denuncia penal por la situación que manifiesta haber soportado.
«Lo que nosotros queremos es que a estos dos trabajadores se los reincorpore a sus tareas. Se fueron porque los maltrataron, y porque terminaron protegiendo a los jefes», completó Lino.

«No ocultamos nada»
Alfredo Carrascal, presidente del Consejo de administración de la CPE Santa Rosa, dijo que la entidad se hizo «eco de la denuncia radial», y que se empezó a actuar en consecuencia.
En ese sentido señaló que se iniciaron actuaciones para investigar qué sucedió -un sumario administrativo- y deslindar responsabilidades.
En relación con otro caso de maltrato laboral en el sector Maestranza, manifestó que se estaba enterando a partir del diálogo con el cronista de este diario. Con posterioridad el mismo Carrascal admitió que no recordaba acerca de la nota del sindicato de Luz y Fuerza del 24 de enero, pero que podría ser que hubiera sido contestada al gremio que agrupa a los empleados de comercio, dado que la situación involucraba a un trabajador de ese sector.
Con respecto a Norma Ruiz manifestó el dirigente cooperativo que no le pidió que no hiciera la denuncia en la Justicia. «Conocemos la versión periodística y estamos actuando, porque no vamos a esconder nada», sostuvo.
Agregó Carrascal que todas las personas merecen un respeto, y en este caso se trata de una cuestión sensible «a la que le vamos a dar la respuesta que corresponda».
«No ponemos en cuestionamiento ningún relato, y además tenemos experiencia en situaciones parecidas, y por supuesto no las vamos a ocultar. Vamos a comunicar en su momento qué resolución se adopta», completó.