Inicio La Pampa Crean Coordinadora para defender ríos y acuíferos

Crean Coordinadora para defender ríos y acuíferos

AGRUPA A MEDIO CENTENAR DE ENTIDADES

Un grupo de entidades sociales de nuestra provincia decidieron conformar una entidad de segundo grado a través de la cual ocuparse de la defensa de los ríos pampeanos, los acuíferos y los recursos naturales en general. La organización se denomina Coordinadora Pampeana por los Ríos y el Ambiente y buscará generar actividades públicas a través de las cuales movilizar a la población y generar conciencia. La represa de Portezuelo del Viento fue uno de los disparadores de la Coordinadora. Su impacto en el río Colorado será tal que La Pampa corre el riesgo «de convertirse en una provincia inviable».
Preocupadas por una creciente problemática vinculada con los recursos naturales de la provincia, tanto los ríos interprovinciales, las aguas subterráneas, el ambiente en general, la gestión de la energía y el impacto de esos factores en la calidad de vida de los pampeanos, las entidades decidieron agruparse bajo la figura de Coordinadora para organizar la lucha en pos de esos derechos, hoy seriamente amenazadas desde varios ángulos.
La «imperiosa necesidad de contar con esta organización», indicó la Coordinadora a través de una gacetilla de prensa, quedó refleja en que en tan solo un mes de encuentros virtuales, ya hay unas 50 entidades que han expresado su apoyo a la iniciativa y adherido al Acta Fundacional. Una treintena de ellas ya expresaron su apoyo en forma oficial, mientras que el resto se comprometió a hacerlo en los próximos días.
Si bien la presentación en sociedad de la Coordinadora fue ayer por la mañana a través de una conferencia de prensa virtual, el acto fundacional de la entidad tuvo lugar el lunes 26 de abril en un encuentro «productivo y motivador» del que surgió como uno de los mandatos principales «comunicar al resto de la sociedad estos primeros pasos e invitar al resto de las entidades y también a personas a título individual, a sumarse a la iniciativa».
La videoconferencia de ayer contó con la presencia de representas de varias de las entidades adherentes, quienes invitaron al resto de las instituciones pampeanas preocupadas por estas temáticas, a sumarse a su propuesta.
Los oradores de ayer fueron Héctor Gómez, en nombre de la Fundación Chadileuvú; Lilia López, por Utelpa, la CTA y la Ctera; Mirta Viola en nombre del Sitrasap, la CTA Autónoma y el Colectivo Sanitario; Julio Acosta por Luz y Fuerza La Pampa y la Fetera; Darío Segundo en nombre de los emprendedores privados de nuestra provincia, y Marianela Pfund por los estudiantes universitarios y algunos centros de estudiantes de la Universidad Nacional de La Pampa.
El investigador universitario Carlos Schulz hizo una breve exposición sobre la situación de los acuíferos pampeanos, en particular los de la zona norte de la provincia, mientras que Víctor Giavedoni, en representación del Movimiento Pampeano por los Derechos Humanos, reflexionó sobre cómo la afectación del acceso al agua representa un impacto en el derecho humano al agua y a la salud.

Declaraciones.
En su calidad de presidente de la Fuchad, una de las entidades que impulsó la convocatoria, Héctor Gómez sostuvo que «la lucha del Atuel es la lucha de siempre», lo mismo que el río Salado-Chadileuvú, «el cual vimos desaparecer ante nuestros ojos».
«Yo no tenemos ríos interiores. Solo nos queda el río Colorado, que es vital para la provincia», afirmó. En la actualidad, el 50 por ciento de la población pampeana recibe agua potable a través del Acueducto del Río Colorado, porcentaje que subirá al 100 por ciento cuando se concrete la segunda etapa de la obra. Si se cuenta a las poblaciones ribereñas de otras provincias «son 1.000.000 de personas las que se verán afectadas por cualquier cosa que le suceda al río».
Por ello, Gómez reiteró que ya no alcanza con hacer estudios de impacto ambiental de Portezuelo del Viento, sino replantear desde su inicio el Tratado del Colorado. «No hay que hacer ninguna obra nueva hasta no tener un estudio integral de la cuenca, no de la represa», remarcó.

Entidades adherentes.
Las entidades que ya expresaron su apoyo e integración en esta Coordinadora son la Asociación Pampeana de Medicina General; la Agrupación Desde el Pie; el emprendimiento de ecoturismo Lululén; el Movimiento Popular Pampeano por los Derechos Humanos; el Centro Pampeano de Estudios Sociales y Políticos; la Agrupación Vuta Trawn; el Sindicato de Trabajadores de la Educación Pampeana (Sitep); el Sindicato de Luz y Fuerza La Pampa; la delegación pampeana de la Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina (FeTERA), la Fundación Chadileuvú; el Consejo Directivo Provincial de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE); el Sindicato de Trabajadores de la Salud; el Colectivo Sanitario de La Pampa; la CTA LP; la Corriente Clasista y Combativa (CCC); el Sindicato de Trabajadores Viales Provinciales (SITRAVIP); la agrupación Kausa Popular; la Unión de Trabajadores de la Educación de La Pampa (UTELPA); la CTA de los Trabajadores; y la Comunidad Nehuenche pueblo Rankulche.
A ellos se suman la Asociación del Personal de la Universidad de La Pampa; el Centro de Estudiantes de la Facultad de Agronomía; la Agrupación Reformista Sumate; Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales; Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias Humanas Santa Rosa; la Asociación del Personal del Inta (Apinta); el Consejo Profesional de Ciencias Naturales (Coprocna); el Sindicato de Prensa de La Pampa – Zona Sur (Sipren), y el Instituto del Agua y Medio Ambiente, de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (IAMA).
Hubo varias expresiones de apoyo a título personal, entre ellas la del abogado Martín Berhongaray.

Portezuelo del Viento, el disparador
Fue el permanente e inconsulto avance del gobierno de la provincia de Mendoza con su cuestionado proyecto hidroeléctrico Portezuelo del Viento el hecho que disparó la necesidad de convocar a las entidades sociales a fin de establecer esta mesa de diálogo para analizar situaciones y evaluar acciones.
Otras preocupaciones que catalizaron la creación de la Coordinadora fueron la falta de ejecución de las sentencias judiciales que obligan a Mendoza a restituir los ríos apropiados; la creciente problemática por la disponibilidad de agua potable para muchas poblaciones, y el avance de modelos de producción agropecuaria que no han cuidado suficientemente la salud de la población.
«Esta Coordinadora es el resultado de una multiplicidad de voces y acciones de personas y entidades que, desde sus ámbitos de actuación, vienen luchando por recuperar los ríos robados, defender los que aún no han podido robarnos, estudiar con seriedad y sistemáticamente los problemas de la provincia y en función de sus diagnósticos proponer soluciones, advertir una y otra vez que el agua en La Pampa es el elemento clave para su desarrollo y su futuro, y bregar por una fuerte concientización social sobre la necesidad de actuar rápidamente», dice el comunicado de prensa.
Su puesta en marcha registra un firme antecedente en el importante encuentro regional desarrollado a principios del año pasado en la ciudad de Santa Rosa, en la cual un numeroso grupo de entidades pampeanas y de provincias vecinas, intercambió opiniones y preocupaciones durante dos días, y permitió tejer redes de contactos y preocupaciones comunes.