viernes, 24 septiembre 2021
Inicio La Pampa Crean nueva reparticipación

Crean nueva reparticipación

AHORA MENDOZA SE PREOCUPA POR GESTION AMBIENTAL

En la provincia de Mendoza, el Departamento General de Irrigación creó la Dirección de Gestión Ambiental del Recurso Hídrico, una repartición que surge de fusionar la oficina de Control de Calidad con la de Policía del Agua. El titular del DGI, Sergio Marinelli, admitió que el tema ambiental «nunca lo habíamos explicitado bien ni internalizado de esta manera en los planes y programas de Irrigación». A su vez, el titular de la nueva repartición afirmó que «los usos tradicionales del agua igualmente generan pasivos que debemos entender y atender», aunque en ningún momento mencionó interés alguno en abordar el pasivo ambiental generado por Mendoza en territorio pampeano.

Según la información que ayer publicó Diario de San Rafael, la flamante repartición surge «en reconocimiento a la nueva demanda de la sociedad» y resulta de la fusión de la Direcciones de Control de Calidad y la de Policía del Agua. Estará a cargo de un reconocido geológo, el doctor Aníbal Manzur, quien el año pasado fue designado al frente del Observatorio del Agua de Mendoza.

«Irrigación es un organismo con claras competencias ambientales vinculadas al recurso hídrico, con un sistema de riego superficial y de abastecimiento subterráneo que estructura los denominados Oasis, los cuales constituyen un 4 a 5 por ciento del territorio de Mendoza», sostuvo Manzur tras tomar posesión del cargo. En las áreas irrigadas -todas por ríos que forman parte de la cuenca interprovincial del río Desaguadero-, reside el 98 por ciento de la población mendocinas, «lo que demuestra una densidad poblacional aproximada de 800 habitantes por kilómetro cuadrado», señaló.

«La presión del sistema territorial sobre el recurso en cantidad y calidad es muy significativa. Además, los usos tradicionales del agua igualmente generan pasivos que debemos entender y atender», aseguró el geólogo.

Ambiental.
La Dirección de Gestión Ambiental del Recurso Hídrico tendrá las siguientes responsabilidades: 1) Ordenamiento ambiental; 2) Control de actividades potencialmente contaminantes del recurso hídrico; 3) Monitoreo ambiental en base a un sistema de indicadores contemplando diferentes procesos territoriales; 4) Atención de procesos ecosistémicos y servicios ambientales del agua, y 5) Implementación de programas específicos de gestión, saneamiento y sostenibilidad.

«Se trata de una gran apuesta a futuro, en general para todos los que trabajamos en Irrigación y en particular, para quien será el responsable del área, el doctor Manzur, en quien tengo mucha confianza», destacó Marinelli, titular del Departamento General de Irrigación. «Lo ambiental ha sido siempre una preocupación para nosotros, pero nunca lo habíamos explicitado bien ni internalizado de esta manera en los planes y programas de Irrigación», admitió el lunes, cuando anunció la reorganización de la repartición y puso en funciones a los responsables.

Para ello utilizará como instrumentos de sostenibilidad: programa reuso de aguas residuales; programa integral de residuos; programa de mitigación y adaptabilidad al cambio climático; el Observatorio del Agua de Mendoza y el programa de evaluación, seguimiento y control de servicios ambientales y ecosistémicos del recurso hídrico, entre otros.

«El objetivo es profundizar el conocimiento del agua y cómo hay que aprovechar este recurso que es escaso, evitando la contaminación y la reutilización», definió el funcionario en declaraciones a la radio sanrafaelina FM Vos.