Crearon la Asociación Pampeana de Danza

RECLAMAN INCLUSION EN EL SISTEMA EDUCATIVO

A partir de la iniciativa del profesor de danzas José Luis Furriol, en el año 2015 se comenzó a pensar en la formación de una Asociación Pampeana de Danza (Apada) que nucleara todas las ramas de esta disciplina en toda La Pampa.
Comenzaron a realizarse diversas actividades, y a principios de este año, la Asociación logró la personería jurídica en el marco del Nuevo Código Civil.
“Previamente a la personería jurídica tuvimos bastante actividad. Ahora ya está formalizada y la gente se puede asociar, pueden participar en las reuniones socios y no socios; y nos reunimos cada sábado de cada mes”, informó Diana Oliva, secretaria de Apada.
La comisión de la Asociación está integrada por bailarines y profesores de danza de General Pico, Santa Rosa, General Acha y Toay, y “la intención es poder trabajar en forma directa con los municipios”.

Objetivos.
Apada se plantea entre sus objetivos capacitar, jerarquizar la danza, y como gran misión incluir la danza en el sistema educativo. “En los últimos años ha habido mucha puja entre artes visuales y danzas porque a nivel provincial hay un gran grueso de horas de artes visuales, uno muy menor de música, uno ínfimo para danza y casi nulo para teatro. En la ley dice que los niños tienen derecho, de primero a sexto año, a pasar por los cuatro lenguajes, y no se está cumpliendo”, sostuvo Oliva. “El colectivo de danza lo que fue haciendo en este último tiempo, desde el 2009 que se incorporó la danza a la ley provincial de educación, fue continuamente tener un diálogo con el Ministerio de Educación, con secundario y primaria, para que se pueda ir incluyendo a las cuatro disciplinas”.
Se ha logrado formalizar espacios dentro de tercero y cuarto año, aunque todavía hay trabajo por realizar. “De hecho nos abrimos de Utelpa porque no nos representa y de alguna manera lo que nosotros buscamos es que no haya intermediarios entre la Asociación o los profesionales de la danza y las autoridades, porque en ese ida y vuelta siempre terminamos perdiendo la gente de danza y teatro”, aseguró Diana.

Danza como oportunidad.
La secretaria de Apada afirmó que esta disciplina es de gran importancia en las escuelas públicas “porque la mayoría de los chicos de los barrios no pueden pagar un grupo privado para bailar. Es histórico en Santa Rosa que quien no tiene una familia atrás que lo banque o un nivel socioeconómico de clase media o alta no puede bailar”.
Oliva expresó que si todas las escuelas de la provincia tuvieran, de los seis años uno con acceso a la danza, esos estudiantes se podrían alfabetizar en la materia, tener un acercamiento de un año a un lenguaje artístico distinto y poder elegir si desean continuar formándose en eso o no.
“Otra situación es que cuando vos trabajás el cuerpo, automáticamente trabajás ESI (Educación Sexual Integral), y no es casual que en las escuelas públicas se resista tanto la danza como también se resiste tanto hablar de educación sexual integral. Está tan ligado y en primer plano la cuestión psicoemocional de un niño, de un adolescente, con la danza y con el cuerpo que son dos patas que todavía están como deuda”, afirmó.

Más objetivos.
Por otra parte, Apada ayuda a grupos de danza de toda la provincia con subsidios y este año siete de ellos fueron beneficiados.
“La idea no solamente es subsidiarlos sino crear espacios. Dentro del estatuto tenemos un ítem que dice que una vez al año tenemos que hacer un festival solidario. Nunca hubo una entidad que integrara todos los géneros de la danza, así que sentimos que estamos haciendo historia porque integramos desde las danzas más antiguas que pueden ser las indígenas o las del folclore hasta lo más actual”, aseguró.
Además, la Asociación está escribiendo un libro de la historia de la danza en La Pampa, incluso antes de que ésta fuera provincia.