Inicio La Pampa "Crecimiento muy grande"

«Crecimiento muy grande»

RECONOCEN FIN ECONOMICO DE BARRERA SANITARIA

Una reciente publicación del diario Río Negro, junto a declaraciones de un especialista en la materia, reconocieron el fin «comercial» que hay detrás de la prohibición de la venta de carne con hueso al sur de los límites del territorio pampeano. «La barrera generó una oportunidad de crecimiento para la ganadería por debajo del río Colorado. No se trata solo de una prohibición, sino del desarrollo de la actividad», reconoció el ingeniero agrónomo Darío Colombatto, quien dará una capacitación sobre engorde bovino a productores neuquinos.
Desde que se instauró la barrera fitosanitaria, el mercado de la carne cambió drásticamente por arriba y por debajo del río Colorado. Por un lado, la provincia de La Pampa perdió un fuerte mercado al no poder comercializar su producción en el resto de las provincias patagónicas, mientras que éstas vieron crecer exponencialmente la actividad en la región.
«La restricción a la entrada de carne con hueso desde el norte, generó por un lado un incremento en los precios al consumidor, pero abrió además una enorme oportunidad para el desarrollo de los engordes de ganado a corral», planteó el diario Río Negro en su edición del último domingo.
En ese sentido, aseguró que «los establecimientos de feed lot se han extendido a lo largo de los valles bajo riego» convirtiéndose así «en una producción alternativa y/o complementaria a la fruticultura, cuya crisis se profundiza año a año».
En otras palabras, gracias la barrera erigida en el río Colorado por el Senasa, en detrimento de la producción pampeana, la actividad ganadera en la Patagonia «mutó por completo» y se convirtió en una actividad rentable para dicha región.

«Una oportunidad».
En este sentido, el especialista Darío Colombatto, quien dará en Añelo (Neuquén) una capacitación sobre el «engorde bovino», remarcó que «la barrera ha generado una oportunidad de crecimiento muy interesante para la ganadería por debajo del río Colorado» ya que «no se trata solo de una prohibición, sino del desarrollo de la actividad en una zona propicia por geografía y por clima, que por sus características favorece la cría, sin la presencia masiva de parásitos o enfermedades».
«Eso permite pensar en un horizonte de inversión a futuro», precisó Colombatto, quien señaló que -de sostenerse en el tiempo esta prohibición- «nos permite soñar con la posibilidad cada vez más cercana de alcanzar nuevos mercados». «Ya tuvimos el ejemplo de Japón, que si bien es una experiencia incipiente, nos muestra que es posible», indicó.
Una de las consecuencias más visibles de esta «barrera comercial» es la marcada diferencia de precios en los diferentes cortes vacunos con hueso entre el sur y norte del río Colorado. Estos varían según la región, sin embargo se estima que el precio de la carne en las provincias patagónicas es un 30 por ciento superior respecto a los valores que se manejan en territorio pampeano.