Creció el stock ganadero pese a la sequía y la inundación

HAY 70.000 CABEZAS MAS

(Winifreda) – Finalizada la primera campaña de vacunación contra la fiebre aftosa, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) vacunó en La Pampa un total de 3.520.975 cabezas de ganado.
El ciclo de inoculación comenzó el 5 de marzo y culminó el 4 de mayo pasado, y fue efectuada a bovinos, en todas sus categorías, en los 7.713 establecimientos ganaderos y en las 10.725 unidades productivas, registradas por el organismo sanitario en la provincia. También se inmunizó contra brucelosis a las terneras de entre 3 y 8 meses de vida. El Senasa llevó adelante el operativo a través de las fundaciones de sanidad animal constituidas en distintas localidades.
Con este resultado, el stock ganadero pampeano volvió a aumentar y se consolida el crecimiento que se viene dando en los últimos años de manera paulatina, pese a los incendios forestales, las inundaciones y la sequía, inclemencias climáticas presentes todos los años.
En 2017, se había alcanzado un total de 3.450.000 cabezas, por lo que las existencias vacunas se incrementaron en 70.975 animales -un 2,05%- en relación al mismo período del año pasado. El número de vacas tampoco para de crecer. Esta primera vacunación antiaftosa fue llevada a cabo en 22 departamentos de La Pampa y arrojó las siguientes cifras: Vacas inoculadas: 1.454.484; vaquillonas: 423.025; novillos: 336.397; novillitos: 319.977; terneros: 455.663; terneras: 462.777; toritos: 13.533 y toros: 55.119.

En aumento.
Desde la Dirección de Ganadería provincial indicaron a LA ARENA que el aumento en el rodeo se viene registrando a partir del período 2015-2016, siendo una de las claves las políticas impulsadas por el Ministerio de la Producción a favor del sector ganadero.
La principal es el Plan Ganadero Provincial, el cual se readecuó y relanzó para responder a las necesidades de los productores. Está basado principalmente en una serie de objetivos generales como lo son aumentar el stock vacuno, mejorar el manejo reproductivo y genético del rodeo, incrementar el número de animales engordados, entre otros. Hasta el momento las metas se están cumpliendo.
Lo destacable es que el stock de vacas creció en un 67 por ciento desde 2016 hasta la actualidad. Esto se traduce en una mayor producción de terneros y una mayor oferta de animales para el ciclo de invernada. En la actualidad, sobre 3.520.975 cabezas hay 1.454.484 vacas madres. Este aumento se dio principalmente gracias al trabajo del productor que alcanzó mayor eficiencia en la nutrición, sanidad y genética de su hacienda. Eso se vio reflejado en el aumento del porcentaje de terneros destetados, que pasó de un 54% a un 63,2% aproximadamente, aunque en algunas zonas del norte provincial llega al 85%.

Otra herramienta clave.
Otra de las herramientas fundamentales que impulsan la ganadería es el Plan Provincial de Enfermedades Venéreas, que posiciona sanitariamente a La Pampa por encima de las demás jurisdicciones ganaderas del país por excelencia.
Este programa consiste en un examen clínico de los toros a partir de los 18 meses de vida para determinar aptitud reproductiva. Se les realiza dos raspajes prepucial con un intervalo de 10 a 12 días entre uno y otro para diagnóstico de dos enfermedades: tricomoniasis y campilobacteriosis. Su implementación es obligatoria y ha permitido bajar la infertilidad de estos animales.
Hace unos siete años, se contabilizaban más 80.000 toros en los campos y en estos momentos suman 55.119. Esto significa que los productores trabajan con unos 30 mil toros menos para servir a más de 1,4 millones de vacas.

15 mil vacunos más
En sintonía con el crecimiento provincial, las estadísticas de la Fundación Winifreda-Mauricio Mayer (Fuwima) demuestran que en la campaña del año 2016 se habían vacunado contra la fiebre aftosa 87.914 cabezas, un año después 102.774 y entre abril y mayo de este año 103.000 animales de todas las categorías.
El auge fue de 15.086 bovinos en los dos últimos años. Las dosis contra aftosa y prevención de brucelosis fueron aplicadas hace unos meses por ocho vacunadores en 350 unidades productivas de los departamentos Conhelo, Capital y Toay.
El chacarero recibió sin cargo la caravana botón verde para identificar a las terneras vacunadas contra brucelosis. El destino de la producción ganadera pampeana es principalmente el consumo interno y un porcentaje menor corresponde a exportación, información aportada desde la Dirección de Ganadería provincial.