Creció la asistencia para pagar la luz

TAMBIEN SE INCREMENTO LA ENTREGA DE VIANDAS EN COMEDORES Y JARDINES

(General Pico) – Daniel López, secretario de Desarrollo Social de la Municipalidad de General Pico, indicó que en el último semestre se incrementaron las demandas sociales en la ciudad, como las ayudas para pagar la factura de la luz de la Cooperativa Regional de Electricidad y las raciones alimentarias. También dijo que en lo que va de este año la bolsa de trabajo de la Oficina de Empleo, sumó a nuevos inscriptos.
En ese contexto, el funcionario local dio cuenta del incremento de demandas sociales, por parte de las familias más necesitadas de la ciudad, una de las cuales está marcada por las dificultades para afrontar, debido a los constantes “tarifazos” el pago del servicio eléctrico.
“Desde final del año pasado que una mayor cantidad de familias se acercan a los Servicios Sociales de Base, a los equipos de abordaje territorial, con distintas situaciones para solicitar algún tipo de ayuda económica. En este escenario de crisis socioeconómica (que afronta el país) empezamos junto con el Gobierno de la Provincia a generar distintas líneas de atención para dar respuesta en esta época del año, en la que también la demanda crece” resaltó.
“Lo de la energía es una de las demandas que también creció porque la factura es mayor y eso repercute en la economía familiar. Hoy deber tres facturas a la Corpico tiene un costo mucho más alto que hace un año y entonces tratamos de articular con la Cooperativa y ver que no se haga el corte o extender el plazo del corte. También vemos que ayuda económica podemos dar desde el municipio y que aporte puede hacer la Cooperativa para acompañarnos entre todos. Esta demanda ha aumentado y uno de los motivos por los que la gente se acerca a cada Base, es por las dificultades para pagar la energía eléctrica”, manifestó el titular del área de Desarrollo Social local.
En la época invernal también se asiste desde la Secretaría con garrafa social y con frazadas, para mitigar el frío.
“También estamos aportando la garrafa social por parte de la Secretaría, y aportamos frazadas en el caso de las familias que lo están necesitando. Estamos dando respuesta en referencia a las garrafas, a las frazadas y en algún otro tipo de ayuda que tenga que ver con esta época para que la familia esté en las mejores condiciones. Los equipos son los que tienen el conocimiento de la familia y del barrio”, contó.

Raciones alimentarias.
Desde el área de Desarrollo Social también se brinda a las familias de menores recursos, una asistencia alimentaria, la cual creció en un 30 por ciento en los últimos meses.
“En los comedores municipales hubo un aumento del 31 por ciento en el otorgamiento de viandas respecto a diciembre de 2017. Esto es porque nuevas familias se acercaron a solicitar el almuerzo y damos alrededor de mil viandas. En los centros de desarrollo infantil y en los jardines maternales, tenemos 280 niños, de los cuales a 180 se les da el almuerzo. Además otorgamos 3529 tarjetas alimentarias. Hubo un incremento en la cantidad de familias que atendemos en los Servicios Sociales de Base, porque hay una situación de necesidades por la situación económica, la inflación y la pérdida del poder adquisitivo, que golpeó fuerte y repercutió en la complejidad de las tramas familiares”, agregó.
El funcionario local dio cuenta que más de 5000 familias se acercaron al municipio en busca de auxilio y asesoramiento para acceder a algún tipo de ayuda social.

En busca de empleo.
“Con la ministra de Desarrollo Social (Fernanda Alonso) venimos dando respuesta ante la emergencia y la situación económica, por el aumento de la demanda y de familias que solicitan el acompañamiento del Estado. Estas 5066 familias encuestadas, representan un número importante de atenciones que se otorgan o de aquellas que se acercan al municipio a consultar por distintos beneficios”, indicó.
Por último, señaló que por un lado también se incrementó el listado de personas que buscan un empleo, por el otro, sólo un puñado de personas accedió a través de este medio a un trabajo formal, contratado por un privado.
“Hasta el 30 de junio tenemos 695 personas que se acercaron a la Oficina de Empleo. Algunas lo hicieron por primera vez, para inscribirse, y otras para renovar sus datos. Las inserciones han sido pocas, sólo 12 en el primer semestre en el sector privado, pero frente a esta situación vamos dando la respuesta a través de distintos dispositivos como capacitaciones laborales para calificar a la persona. También otorgamos microcréditos, insumos y herramientas”, concluyó López.